Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Millàs deja Òmnium Cultural y se convocarán nuevas elecciones

Una comisión asumirá la gestión y reformará los estatutos

Las conflictivas elecciones a la presidencia de Òmnium Cultural han acabado sin un vencedor oficial, pero sí con un claro derrotado: Josep Millàs, presidente desde 1986. Él y el renovador Jordi Porta han renunciado a sus respectivas candidaturas. El pacto que ha puesto fin a la guerra en la entidad se fraguó en el despacho del presidente de la Generalitat. Una comisión reformará los estatutos y convocará nuevas elecciones en tres meses.

Josep Millàs, que desde 1986 ha sido presidente de la entidad cívico cultural nacionalista, ha dimitido de su cargo y abandonará la entidad el próximo 2 de abril, día en el que una comisión gestora, presidida por una persona imparcial -se ha ofrecido el puesto a Josep Maria Puig-Salellas (Girona, 1924), notario y experto en derecho civil y mercantil- e integrada por tres miembros de cada una de las dos candidaturas en liza, reformará los estatutos de la entidad para ajustarlos a la actual Ley de Asociaciones, y convocará nuevas elecciones en un plazo máximo de tres meses.

A la nueva convocatoria electoral no se presentará Millàs. En cambio, Jordi Porta, el candidato renovador, hizo pública ayer su intención de volver a competir por la presidencia. 'Lo haremos con una candidatura que será unitaria, y que recogerá, si cabe más que la que presentamos, todas las opciones que existen en la entidad', aseguró, y añadió que consideraba democrático que se presentaran otras candidaturas tras saber que quien hasta ahora ha sido su adversario había vaticinado que habría otras dos como mínimo.

Millàs y Porta, que convocaron a los medios de comunicación por separado, coincidieron en afirmar que la mediación en el conflicto del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha sido determinante para poner fin a la crisis abierta en la entidad a raíz de las elecciones. 'Estoy satisfecho con el acuerdo. Había pedido la mediación de la Generalitat, pero nunca pensé que fuera al más alto nivel. No quería derrotar a nadie humillándole y me gusta esta solución, que es elegante', dijo el candidato renovador, quien añadió: 'Nuestra candidatura había ganado moralmente, pero el pacto ha evitado que el proceso electoral acabara en los tribunales con interminables impugnaciones'.

El consejo de Pujol

Millàs explicó que tomó la decisión de dimitir el pasado jueves por la mañana después de que la víspera la mesa electoral aceptara sólo 2 votos de los 137 a su favor que había presentado fuera de plazo. Al comunicarle al presidente de la Generalitat su decisión, éste le convocó a una reunión por la tarde con Porta para buscar una solución. 'Pujol me dijo que mi dimisión solucionaba muchos conflictos y que debía renunciar a mi candidatura y a volver a presentarme a las elecciones. El presidente propuso la creación de una comisión gestora que reformara los estatutos y que convocara unas nuevas elecciones en un plazo de seis meses. Pero Porta dijo que había que hacerlo de forma más rápida. Tiene prisa por tomar la presidencia', apostilló con tono irónico.

Millàs y Porta tienen apenas una semana para ponerse de acuerdo en las personas que integrarán la comisión gestora. Porta ofreció ayer la presidencia a Puig-Salellas, la persona que según afirma se pactó en la reunión con Pujol, aunque Millàs dijo que había otros dos nombres en liza: Joan Triadú y Francesc Cabana.

Además de gestionar la entidad durante el periodo de interinidad, que coincidirá con la proclamación del Premi d'Honor de les Lletres Catalanes, que otorga Òmnium Cultural, la principal función de la comisión será la reforma de los estatutos, que datan de 1961. 'Serán unos estatutos más democráticos', aseguró Millàs tras reconocer que los actuales no lo son. 'Ya me los encontré así', dijo para justificar que en sus 16 años de presidencia no hubiera propuesto una reforma.

La reforma de los estatutos se someterá a la votación de los socios y posteriormente se convocarán las nuevas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de marzo de 2002