Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Farinós: "Me puse de portero porque nadie quería hacerlo"

¡Vaya noche vivió ayer Farinós en su regreso Mestalla! Jugó un partido completo por primera vez en mucho tiempo, lo hizo en el campo donde se formó como futbolista -Mestalla-, y acabó como portero después de que el meta Toldo fuese expulsado a falta de cinco minutos para el final. Farinós asumió un marrón que no quiso asumir ninguno de sus compañeros. El encargado de ocupar la portería en el caso de que expulsara al portero una vez efectuados los tres cambios, era Di Bagio, que se escaqueó alegando un dolor en un costado. De ahí la discusión de Farinós con Héctor Cúper cuando éste le ordenó que se colocara los guantes. "Nadie quiso ponerse y me tocó a mí", declaró después el centrocampista valenciano del Inter, de 24 años. Nada más ubicarse bajo palos, Farinós hubo de reaccionar a un lanzamiento lejano y enroscado de Fabio Aurelio. El centrocampista quiso atajar el balón, que se le escapó, pero los defensas llegaron antes que los delanteros. "Cuando el Valencia sacaba algún córner, me ponía a rezar", agregó Farinós, quien, al acabar el partido, fue tratado como un héroe por sus compañeros, que apreciaron el valor del centrocampista.

Farinós, sin embargo, no se sentía especialmente satisfecho. No estaba contento ni con su actuación ni con la de su equipo, que ganó porque la suerte estuvo de su lado. Así lo reconoció el propio Héctor Cúper, entrenador del Inter, que también regresaba a la casa de su ex equipo. "La fortuna juega y ha estado con nosotros. También nuestro portero Toldo nos ha salvado".

"Toldo las sacaba de todos lados", añadió el portero del Valencia, Cañizaress. "Imagínate lo que hubiera sido una prórroga con el Inter con 10 hombres y Farinós de portero".

No llegó el caso y Cúper agranda su leyenda: no ha perdido ni una sola eliminatoria a doble partido de las que ha disputado en los últimos cuatro años: una campaña con el Mallorca, subcampeón de la Recopa; dos con el Valencia, subcampeón de Europa; y ésta con el Inter, donde sólo le resta una nueva ronda hasta la final. Sin representantes en los cuartos de final de la Liga de Campeones, el fútbol italiano ha encontrado consuelo en la UEFA. El Milan y el Inter se clasificaron para las semifinales de este último torneo tras eliminar al Hapoel Tel Aviv y al Valencia, respectivamente.

Los otros dos equipos que estarán hoy en el bombo de Nyon (Suiza, 13.00) son el Borussia Dortmund, alemán, y el Feyenoord, holandés.

Al Valencia, por su parte, sólo le queda la lucha por la Liga -se enfrenta el domingo a Osasuna en Mestalla (18.00)- y para ese partido ayer perdió al central Ayala, con un pinchazo en el muslo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de marzo de 2002