Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos convocan a 15.000 docentes de la concertada a más protestas

CC OO, USO y FSIE exigen a la consejera de Educación que dialogue con el sector

La enseñanza concertada ya cuenta con un nuevo calendario de movilizaciones. Cinco días de concentraciones y huelgas con los que los sindicatos convocantes, CC OO, USO y FSIE, tratan de presionar a la consejera de Educación, Cándida Martínez, para que convoque una mesa sectorial en la que negociar las reivindicaciones del sector. Los representantes sindicales acusaron ayer a Martínez de 'despreciar' a la enseñanza concertada.

Unos 15.000 profesores de los 500 centros concertados existentes en la comunidad están llamados a las dos jornadas de huelga, fijadas para los días 21 y 22 de mayo. El propósito de estas nuevas movilizaciones, que también incluyen tres jornadas de concentraciones ante las delegaciones provinciales de Educación, es forzar a la Consejería de Educación a que abra una mesa sectorial en la que se aborden las reivindicaciones 'históricas' de la enseñanza concertada.

Los representantes de las tres organizaciones sindicales convocantes exigen a Educación que impulse un acuerdo con el sector que recoja los siguientes puntos: el abono de las pagas de antigüedad; equiparación de las plantillas de la concertada con las de la pública; reducción de la jornada lectiva; asignación de una plaza escolar a los hijos de los profesores en el mismo centro en el que éstos trabajan y la homologación salarial con el resto de las comunidades de los docentes de la concertada.

'Le exigimos a la consejera que deje de mentir al afirmar que se ha reunido con nosotros para estos asuntos, porque lo único que ha hecho ha sido convocarnos para gestionar los acuerdos ya firmados', indicó Joaquín Arauz, responsable de USO.

'La consejera mantiene una actitud de desprecio y olvido de la enseñanza concertada. Llevamos dos años esperando para que abra un proceso de diálogo y sólo cuando hemos anunciado las movilizaciones ha reaccionado, convocándonos a una reunión el 12 abril en la que tampoco podrán tratarse estos temas', explicó Lucas Baez, responsable de FSIE, que indicó que asistirán a esta reunión 'para decirle a la cara que deje de mentir'.

UGT, que hasta el martes participaba en la organización de estas protestas, se desmarcó a última hora alegando que la reunión del 12 de abril significa que Educación ya ha dado un primer paso para dialogar con el sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002