APUNTES

'Deben establecerse convenios marco con la empresa que no sirvan de paraguas para otras cosas'

P. Cuesta, todavía, llevar la ciencia y la tecnología a la empresa.

R. Precisamente, cuando fui elegido presidente de la CEV, uno de mis primeros actos fue ir a la Universidad de Valencia a dar una charla para explicar qué esperábamos los empresarios de la universidad. A partir de ahí, gracias a la fundación Adeit -clave en la relación con las empresas-, de la Cátedra de Cultura Empresarial y de otros instrumentos impulsados por universidades como la Politécnica -por ejemplo ahora con la Fundación Innova- se puede decir que existen ya mecanismos universitarios aprovechables para el conjunto de la sociedad que se traducen en puestos de trabajo cualificados, en directivos formados. Y eso es importante, que la implicación sea a nivel de los órganos colegiados universitarios, y no sólo a nivel de profesor o departamento.

Más información

P. Con estas leyes los consejos sociales tendrán competencia en la planificación. ¿No se corre el riesgo de caer en un esquema simplista y de que los planes de estudio se condicionen a las necesidades inmediatas del mercado, perdiéndose de vista la formación o la ciencia?

R. Ambos aspectos son complementarios. Lo que debemos hacer como empresarios no es tratar de cambiar la estructura de la Universidad, sino que ésta vaya poco a poco adaptándose, sin dejar de cumplir con su finalidad básica que, desde luego, no es sólo formar los egresados que la sociedad necesita en cada momento. La investigación científica es muy importante. Nunca se debe decir lo que hay que hacer o dejar de hacer, sino decir lo que se necesita para que se dé servicio para ello.

P. En el último Consejo Interuniversitario se comprometieron a estudiar fórmulas para que el exceso reglamentista de la LOU no paralizara los convenios universidad-empresa. ¿Cuáles serían?

R. Deben establecerse convenios marco. Es decir un modelo de contrato definido y transparente para acciones concretas en empresas, diferente a los convenios tradicionales a los que estamos acostumbrados que luego sirven de paraguas para otras cosas.

P. ¿Eso resolvería la precariedad laboral de los jóvenes investigadores en formación y facilitaría su incorporación posterior en las empresas?

R. Son temas paralelos, que podrían estudiarse conjuntamente. Como primer paso, podrían estudiarse fórmulas de interrelación entre las mutuas aseguradoras de las universidades y las de las empresas, para ampliar los servicios y la cobertura social. Hay que ir completando. Pero, sobre todo, antes hay que crear marcos jurídicos estables, sin indefiniciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción