_
_
_
_

La oposición rusa implica al ex KGB en los atentados de Moscú

Los diputados Serguéi Yushenkov y Yuli Ribakov -diri-gentes de Rusia Liberal, el partido opositor al Kremlin financiado por el magnate Borís Berezovski- mostraron ayer la película Atentado contra Rusia, en la que se culpa a los servicios secretos rusos de haber organizado las explosiones de los edificios de viviendas en septiembre de 1999, que dejaron cerca de 300 muertos y fueron utilizados como pretexto por el Gobierno ruso para lanzar una gran ofensiva contra los independentistas chechenos, a los que se acusó de las acciones terroristas.

La película, realizada por dos franceses basándose en las investigaciones de periodistas rusos y financiada en parte por Berezovski, se centra en el caso Riazán un oscuro episodio en el que la policía encontró en el sótano de una casa de esa ciudad tres sacos aparentemente de explosivos con un detonador. La cinta muestra las contradicciones de los jefes de la policía y del Servicio Federal de Seguridad (FSB), que en un principio dijeron que habían logrado abortar un nuevo acto terrorista, pero que después explicaron que en realidad todo había sido un ejercicio, un montaje con sacos de azúcar para comprobar el grado de vigilancia de la población y la policía después de las explosiones en Moscú y Volgodonsk.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_