Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL PERLADO | Psicólogo clínico

'Toda persona puede ser captada por una secta'

Miguel Perlado (Pamplona, 1973) es psicólogo clínico y miembro de la Asociación e Información sobre Sectas de Barcelona. Ayer, ofreció una conferencia en San Sebastián titulada Educación preventiva ante sectas destructivas, que se enmarca en las jornadas organizadas durante esta semana por Largantza, asociación vasca que asesora sobre los peligros de los grupos destructivos de la personalidad. Los jóvenes son los que corren más peligro de caer en las redes de una secta. En Euskadi actúan ya, al menos, 42 grupos.

Pregunta. ¿Cómo se detecta que una persona es víctima de una secta?

Respuesta. Por los cambios inmediatos de comportamiento. La persona cada vez se refiere más al grupo y tiene una mayor dedicación a las actividades que organiza, en detrimento de otras. Son cambios súbitos y no relacionables con otro tipo de situaciones, como podría ser que el chico está en la adolescencia y está rebelde.

P. ¿Y cómo prevenir la entrada?

R. Cuando uno acude a una actividad tiene que informarse sobre quien la imparte, porque, obviamente, los grupos no se presentan diciendo que son sectas, sino mediante agendas ocultas.

P. ¿Todos somos susceptibles de engancharnos a una secta?

R. Sí. En principio, no existe un perfil psicológico ni sociológico determinado, sino que se entra en un momento de crisis personal, donde la vulnerabilidad de la persona aumenta y es más accesible a las propuestas del grupo. Solemos decir que existe un tipo de secta para cada tipo de persona y que toda persona puede ser captada en el momento oportuno.

P. ¿Como por ejemplo?

R. Las catástrofes naturales, las bolsas de inmigración o las toxicomanías graves son focos importantes para que las sectas se presenten a 'ofrecer sus servicios', ya que las personas afectadas están en una situación de sufrimiento y necesidad muy grande y estos grupos acuden con propuestas muy seductoras y aparentemente benéficas.

P. ¿Hay profesionales preparados para tratar los problemas psicológicos derivados de las sectas?

R. Sería deseable que se formaran más personas en este campo, pues los profesionales especializados en nuestro país son más bien escasos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002