Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorza reconoce que sólo la situación política nacional le impide expulsar a sus socios del PP

El alcalde mantendrá el pacto 'hasta que sea posible' y mientras no pierda su 'dignidad'

El alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, ha decidido mantener su actual pacto de gobierno local con el PP en contra de sus propios deseos, ya que la expulsión de sus socios tendría una repercusión política nacional y en los medios informativos perjudicial para sus intereses y los del Ayuntamiento. Elorza no se recató ayer de asumir este hecho en una rueda de prensa en que acusó a sus socios de 'deslealtad' y 'traición', aunque aseguró que aguantará en coalición 'hasta que sea posible' y 'no pierda la dignidad'. El primer edil amenazó al PP con 'pasarles la factura' hasta que 'se les caiga la cara de vergüenza' por su negativa a apoya la construcción de 3.000 pisos en Auditz-Akular.

Elorza compareció ayer ante la prensa 'cargado de razones' y 'después de contar hasta 100' para reconocer las desavenencias con su socio de gobierno, tras la decisión del PP de bloquear el proyecto urbanístico de Auditz-Akular, donde se edificarán cerca de 3.000 pisos, el 85% de protección oficial. El alcalde, en la que es su mayor andanada pública contra sus socios, calificó esta postura como 'un grave incumplimiento del acuerdo de gobierno [firmado en septiembre de 1999], de los presupuestos de 2002 y del convenio de vivienda suscrito en noviembre pasado' con el Gobierno vasco.

El alcalde afirmó que no forzará la salida del PP del equipo de gobierno porque 'la discusión derivaría en otro debate distinto al problema de fondo, que es el de la vivienda social en San Sebastián'. Elorza mantendrá así el pacto porque la expulsión de sus socios repetiría la polémica política vivida en noviembre pasado, cuando la posibilidad de la ruptura de la coalición se convirtió en un conflicto político nacional y motivo de disensiones entre el PSOE y el PP. 'Volverían a acusarme de vasquista, de vengarme y de echar al PP por motivos políticos', señaló.

Elorza recalcó: 'Este gobierno de cohabitación es el único posible y lo mantendré hasta que me sea posible; hasta que un día me mire en el espejo y vea que he perdido la dignidad'.

Los populares han anunciado que no apoyarán en el pleno del 5 de marzo la operación de Auditz-Akular porque es una intervención de gran calado que exige la revisión del Plan General, y no modificaciones puntuales como proponen los socialistas. Frente a este argumento, Elorza recordó que durante la revisión del actual Plan General se aprobaron 'simultáneamente' numerosas modificaciones que permitieron desarrollar los polígonos de Benta-Berri, Intxaurrondo, Amara Osinaga y Ondarreta. 'El PP emplea argumentos de la oposición para paralizar la mayor operación de choque contra la falta de vivienda protegida para jóvenes', afirmó el alcalde. A su juicio, está 'en juego' la política de vivienda de San Sebastián, por lo que censuró la 'traición' y la 'vengonzosa deslealtad' de sus socios.

'El PP está motu proprio saliéndose de la esfera del gobierno municipal', siguió Elorza al comprobar que este partido ha votado en contra de Auditz-Akular en la comisión de gobierno y en la comisión de Urbanismo en el plazo de una semana. Y recordó que las discrepancias sobre este polígono situado en el barrio de Altza estuvieron en el fondo de la crisis de noviembre pasado. 'Entonces, el PP quiso introducir dos enmiendas para reducir partidas por 500 millones de pesetas destinadas a la compra de suelo', recordó el primer edil.

'No les va a salir gratis'

La portavoz municipal del PP y primera teniente de alcalde, María San Gil, insistió en que su partido 'está a favor de Auditz-Akular, pero no de que dependa del lápiz de Jorge Letamendía', el concejal de Urbanismo, del PSE. San Gil criticó al primer edil por usar este asunto como 'una excusa' con la que quiere 'disfrazar su incomodidad para gobernar' con ellos.

Elorza se desató con una cascada de advertencias al PP cuando anunció: 'Vamos a pasarles por la cara todos los días esta traición. Vamos a trasladar este debate a todos los donostiarras para que al PP se le caiga la cara de vergüenza. Esto no le va a salir gratis; lo van a pagar social y electoralmente. Que vayan tomando nota los 5.000 demandantes de vivienda de San Sebastián'.

Ante estas afirmaciones, San Gil reaccionó con 'sorpresa' y dijo que 'esta ciudad no se merece un alcalde tan nervioso'. 'Si tiene pensamientos secretos para hacer algo, que lo haga', retó a Elorza tras recomendarle que actúe con 'más transparencia' y no les 'oculte' información sobre Auditz-Akular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2002