Jóvenes con dificultades sociales inauguran hoy una muestra fotográfica en Almería

Jóvenes que proceden de entornos con importantes problemas sociales, educativos y con la justicia son los protagonistas de la muestra Reflejo interior, que hoy se inaugura en el Museo del Aceite de Oliva en Almería y que aglutina 40 fotografías a color. La exposición es el resultado del taller fotográfico dirigido por Jorge Rapallo en el centro de menores Jesús Redentor con el que trabaja activamente la Asociación Meridianos para la Integración y el Desarrollo Social, que depende de la Consejería de Asuntos Sociales.

Las imágenes expuestas han sido captadas por los alumnos durante salidas guiadas, excursiones recreativas y vivencias medioambientales que han aportado a los chavales una dosis añadida de 'formación en valores y normas de conducta'. 'Cada fotografía obedece a una idea, un deseo, una necesidad o un vacío particular. La foto se convierte en la forma de expresión de las emociones más ocultas o más difíciles de plasmar', aseguran los portavoces de Meridianos. Cada instantánea se antoja como una forma personal de interpretar la naturaleza por parte de cada joven que se ha convertido así en un 'artesano de la imagen'.

Además de esta experiencia fotográfica, entre las actividades complementarias que el centro dirige a los alumnos figuran talleres de cerámica, carpintería, guitarra, jardinería y albañilería. El colectivo Meridianos asegura que los jóvenes que llegan a Jesús Redentor tienen una 'enorme necesidad' de ser escuchados y de recibir afecto. 'El trabajo del educador es estar siempre ahí y, como ellos mismos indican, 'es muy duro pero también muy gratificante', concluyen. Aparte de la necesaria escolarización y de las actividades de ocio más usuales, los educadores prestan una atención personalizada y continua a cada chaval, atención cercana e interacción permanente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de febrero de 2002.