Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro yerno de Aznar deja la política para incorporarse a la banca

El Banco Portugués de Negocios ficha a Agag

Alejandro Agag Longo, eurodiputado, secretario general del PP europeo y de la refundada Internacional de Centro, que preside su futuro suegro, José María Aznar, corroboró ayer que deja todos sus cargos políticos para adentrarse profesionalmente en el mundo de la banca. Agag ha sido fichado como alto ejecutivo, con rango de director general, del Banco Portugués de Negocios, la entidad más relacionada en Portugal al Partido Social Demócrata, liderado por José Manuel Durão Barroso, el candidato liberal apoyado por Aznar que las encuestas sitúan como futuro primer ministro.

Estas pasadas Navidades, en la estación invernal de Baqueira, la familia Aznar disfrutó de unas vacaciones plagadas de noticias. Alejandro Agag, de 31 años, y Ana Aznar Botella, de 20, anunciaron por un lado su compromiso de boda para el próximo mes de septiembre. Agag, además, aprovechó para explicarle a Aznar que lo mejor para evitar especulaciones y malas interpretaciones era que abandonara su incipiente pero veloz carrera política.

Aznar y Ana Botella intentaron convencerle de lo contrario. Agag niega por tanto presiones políticas de sectores del partido para dejar sus muchos cargos y pasar a ocupar a partir de ahora una función de simple militante de base. Asegura que se trató de una 'decisión personal', que se asentó en las siguientes semanas, hasta el XIV Congreso Nacional del PP, con el enorme y en muchos casos satírico interés que su situación sentimental despertó en la prensa especializada.

Agag desayunó ayer con el secretario general del PP, Javier Arenas, para corroborarle la retirada de sus tareas internacionales y de su lugar reservado en el Comité Ejecutivo Nacional del partido. El próximo 7 de marzo se reunirá el PPE y relevará a Agag como secretario general con Antonio López Istúriz, ahora asistente de Aznar en La Moncloa, la función que desarrolló el futuro yerno del presidente en la primera legislatura. López Istúriz sustituirá a Agag en la secretaría general de la Internacional Demócrata de Centro, refundada en noviembre en México, cuando pasó a ser presidida por Aznar. Su vacante de eurodiputado será rellenada por Cristina Mazas, de 28 años, directora de Asuntos Europeos y de Economía de Cantabria.

Agag, que empezó a militar en política hace 10 años en Nuevas Generaciones del PP, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el CUNEF de Madrid, donde montó una asociación de alumnos. Trabajó varios años como asesor del Grupo Popular en Bruselas y en 1996 fue captado por el equipo de Aznar para ayudarle como asistente personal en La Moncloa. Desde esa tarea tan cercana al presidente entabló buenas relaciones con su familia. En 1999, Aznar le destinó como eurodiputado a Bruselas para mejorar sus relaciones internacionales. Agag domina cinco idiomas, entre ellos el italiano, y mantiene contactos fluidos con dirigentes cercanos al primer ministro Silvio Berlusconi.

El futuro profesional de Agag en los próximos años, al menos hasta que Aznar formalice su retirada de la política nacional, estará en la banca. El Banco Portugués de Negocios (BPN), del holding Sociedad Lusa de Negocios (SLN), le ha fichado como asesor de su presidente, Oliverio Costa, con rango ejecutivo de director general, para estrenar la expansión de esa por ahora pequeña entidad en España y Brasil.

Agag se incorporará en mayo al consejo estratégico del BPN. La entidad número 23 de las 46 existentes en la banca portuguesa, con 81 sucursales, 700 empleados, que ganó 18 millones de euros y manejó 2.000 millones de euros en activos en el ejercicio de 2000.

El BPN es el banco mejor relacionado con el Partido Social Demócrata (PSD) que encabeza José Manuel Durão Barroso, el candidato a primer ministro en las elecciones del 17 de marzo mejor situado en las encuestas y al que Aznar apoyó en su primer mitin de precampaña el domingo pasado en Lisboa. Un banco que usó hasta el año pasado la imagen del futbolista Luis Figo y que tiene entre sus mayores accionistas a Manuel Díaz Loureiro, ex ministro del Interior en el Gobierno de Anibal Cavaco y uno de los líderes del PSD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002