Los socialistas de Benissa desafían a Pla y mantienen su apoyo al alcalde del PP

'De nuestra investigación se deduce que el alcalde no es ningún chorizo y que no ha cometido ninguna ilegalidad. Por tanto, hasta que no se demuestre lo contrario, nuestra posición en el equipo de gobierno municipal no variará'; así de tajante se mostró ayer Jaume Castell, portavoz del grupo del PSPV del Ayuntamiento de Benissa. Los cuatro ediles socialistas desoyen el llamamiento de la dirección nacional del PSPV, cuyo secretario general es Joan Ignasi Pla, y seguirán en el equipo de gobierno municipal que preside Juan Baustista Roselló, del PP.

A juicio de Castell, el alcalde del PP 'no actuó 'de forma deshonesta' en relación a la vinculación que mantuvo la inmobiliaria Predios Urbanos. Roselló compaginó el cargo de alcalde con el de administrador mancomunado de la firma, cuyo accionista mayoritario es el constructor Enrique Ortiz. El Ayuntamiento adjudicó una obra al constructor. Los socialistas, a tenor de los resultados de una investigación, consideran que el alcalde no incurrió en ninguna 'ilegalidad' y que sí reflejó en su declaración de bienes esta situación. 'Ha podido incurrir en alguna incompatibilidad, y para aclarar este extremo hemos pedido un informe a la asesoría jurídica de la Diputación', dijo Castell.

El portavoz del PSPV resaltó que 'los verdaderos responsables son los que intoxican a los medios de comunicación con mentiras y verdades a medias'. Castell lanzó un inequívoco mensaje a los ciudadanos de Benissa: 'Tranquilidad absoluta. El ruido no impide que los proyectos se paralicen. Ni lo consentimos nosotros ni los otros grupos que quieren la gobernabilidad de nuestro pueblo'. Y acabó con un aviso: 'Estamos preparados para pagar un alto peaje por nuestra actitud. No nos obliguéis a elegir, porque los tenemos claro'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS