Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rosa, un diamante en bruto

Considerada por muchos como una niña grande, salió de su casa por primera vez para viajar a Barcelona para concursar. Ha sabido ganarse al público con sus dos debilidades: sus problemas para ponerse en forma -no puede resistir la falta de jamón y se saltó alguna que otra vez el régimen con el pan que sus compañeros le pasaban por debajo de la mesa- y su facilidad para olvidar la letra de las canciones en mitad de la actuación. Su nobleza y su ausencia de dobleces han conquistado a la audiencia. Natural de Armilla, localidad vecina a Granada, cumplió 21 años dentro de la Academia, acontecimiento celebrado con un espectáculo de boys. Insegura, ha expresado en numerosas ocasiones su temor ante lo que se le viene encima, ahora que había hecho de la escuela "su casa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2002