Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Visto para sentencia

Si el Tribunal Supremo acaba dando la razón a los empleados públicos y anula la congelación salarial decretada unilateralmente por el primer Gobierno del PP en el año 1997, nos habrá ocurrido como a aquel equipo de fútbol al que pitan tres penaltis en contra, le expulsan al portero y al delantero centro, pero acaba ganando en el último minuto gracias a un contragolpe del lateral derecho, libre de marcaje porque estaba lesionado. Y si no, recordemos. La sentencia de la Audiencia Nacional era irrecurrible, pero el Gobierno pudo recurrir. El Tribunal Supremo no había admitido un recurso anterior, pero esta vez lo admitió por 'interés general'. CC OO pidió que la vista fuera pública por 'interés general', pero el Tribunal Supremo ha desestimado esa pretensión por 'insuficiente interés general'. Esperemos que el detalle de no hacer coincidir la vista con el 23-F (lo será el 26) sea un buen augurio para los trabajadores de la Administración pública y acabemos ganando este partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2002