Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA prefirió Portugal a España por sus 'mejores infraestructuras'

La candidatura de Portugal para organizar la Eurocopa 2004 se impuso a la de España en la elección del 13 de octubre de 1999. España era la gran favorita -la tercera oferta en discordia fue Austria-Hungría-, pero según argumentó el presidente de la Comisión de la Eurocopa 2004, el alemán Egifius Braun, la UEFA se inclinó por el país luso por sus 'mejores infraestructuras', tanto deportivas como en comunicaciones y hoteles. 'Ha sido una equivocación', dijo entonces Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF). El secretario general de la FEF, Gerardo González, fue todavía más rotundo: 'Es impresentable la argumentación que nos han querido vender. Nos parece bien que se prime una candidatura para favorecer el desarrollo de un país, pero decir que Portugal tiene mejores infraestructuras es un insulto'. 'La UEFA ha apostado por un proyecto, en vez de por una realidad', subrayó el entonces secretario de Estado para el Deporte, Francisco Villar.

Antes de que se presentaran las candidaturas para el torneo de 2004, desde algunos sectores se jugó con la posibilidad de que España y Portugal ofrecieran una sede conjunta, como hicieron Austria y Hungría, y como ya se produjo en el torneo de 2000 entre Bélgica y Holanda. Sin embargo, los directivos de la FEF consideraron que España tiene suficiente potencial como para organizar por su cuenta un acontecimiento semejante.

España se había comprometido ante la UEFA a construir dos nuevos estadios -el de Son Moix, en Mallorca, y el de La Cartuja, en Sevilla-, así como a remodelar el Santiago Bernabéu. Las tres obras concluyeron antes de que el máximo organismo del fútbol europeo se inclinara por Portugal.

Las ofertas conjuntas para organizar grandes torneos se han expandido rápidamente en los últimos tiempos, como medida para soportar mejor cuantiosas inversiones. Además del Mundial de Corea y Japón, todos los países escandinavos optan unidos a celebrar la Eurocopa de 2008, al igual que se lo están planteando Escocia e Irlanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002