British Airways prepara nuevos despidos tras perder 260 millones

Los ingresos trimestrales caen tras los atentados del 11 de septiembre

La dirección de British Airways confirmó ayer que prepara un nuevo ajuste de plantilla tras las pérdidas de 160 millones de libras (260 millones de euros) registradas en el último trimestre hasta diciembre, frente a unos beneficios de 65 millones de libras en ese mismo trimestre un año antes. En los primeros nueve meses del año fiscal británico, las pérdidas de la compañía aérea británica se elevan a 115 millones de libras, frente a unos beneficios de 215 millones de libras en idéntico periodo del año anterior.

Más información
British Airways anuncia la supresión de 5.800 puestos de trabajo más

A pesar de que el mercado había pronosticado unas pérdidas récord de 210 millones de libras (casi 350 millones de euros) en el tercer trimestre debido a los catastróficos efectos que el 11 de septiembre ha tenido sobre las compañías aéreas, las acciones de British Airways cayeron un 3,29% tras hacerse públicos los resultados. El director ejecutivo de la compañía, Rod Eddington, confirmó que la semana que viene hará público un nuevo plan de reducción de plantilla.

Eddington no precisó la cuantía de ese nuevo ajuste, para el que se barajan cifras muy dispares que oscilan entre los 4.000 y los 16.000 empleos. British Airways ya aprobó a finales de septiembre un recorte de 5.200 empleos como consecuencia de las repercusiones del ataque a las Torres Gemelas, elevando a 7.200 el sobrante en el total de la plantilla, que supera las 50.000 personas.

Los malos resultados de British son consecuencia de la drástica caída de los ingresos. Los ingresos por pasajeros han caído un 10,5% en lo que va de año fiscal y un 20,2% en el último trimestre, pasando de 1.921 millones de libras a 1.533 millones de libras, reflejando la contracción del mercado tras el 11 de septiembre. En nueve meses, los ingresos por pasajeros han pasado de 6.016 millones de libras a 5.383 millones. También el tráfico de mercancías se ha visto afectado, con una caída del 18,6% en lo que va de año (de 446 a 363 millones de libras) y un 21,4% en el último trimestre.

Reducción de capacidad

La dirección de British Airways ha reducido su capacidad en 190 vuelos diarios desde octubre pasado, en un intento de recortar los gastos para compensar la caída de ingresos. Pero el ahorro ha sido insuficiente a pesar de que los costes operativos han caído en casi 190 millones de libras en tres meses -gracias en buena parte al ahorro de 54 millones de libras en combustible- y en 264 millones de libras en los nueve primeros meses.

La estrategia de futuro de British Airways pasa por seguir reduciendo costes, tanto laborales como de explotación. La dirección va a poner el acento en la optimización de la flota de menor capacidad de la compañía, en lo que parece una marcha atrás en la decisión del año pasado de desprenderse de su filial de vuelos baratos, Go. Pero Rod Eddington descartó que British Airways vaya a poner en marcha una nueva compañía en ese segmento de mercado. 'Nadie ha sido capaz de compaginar al mismo tiempo una compañía de vuelos baratos con una de servicio pleno', aseguró ayer el jefe ejecutivo de British Airways, que sigue siendo la mayor compañía aérea europea.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS