_
_
_
_

Tamayo aborda su tercer 'Enrique IV', protagonizado por José Sancho

El director escénico José Tamayo se ha enfrentado por tercera vez a la que considera una de las obras claves de su larga trayectoria profesional, Enrique IV, de Luigi Pirandello, cuyo montaje se estrena oficialmente el martes, aunque las representaciones se iniciaron este pasado fin de semana en el Teatro Bellas Artes de Madrid. La novedad en esta ocasión es que Enrique IV está protagonizado por José Sancho, quien en los últimos años vive un momento especialmente dulce de su carrera. Ha trabajo con Pedro Almodóvar en Carne trémula y Hable con ella y con los directores escénicos Maurizio Scaparro y Michael Cacoyannis.

'La obra tiene tal dimensión que es como si me enfrentara a un texto totalmente nuevo. Cada vez que me enfrento con una obra lo hago convencido de que es la más importante de mi vida', declara Tamayo, que ha abordado la puesta en escena renunciando a recuperar cualquier elemento de sus dos montajes anteriores (salvo la versión literaria de Enrique Llovet) en los que contó con los actores Carlos Lemos y José María Rodero encarnando el papel principal.

En esta ocasión, Tamayo ha recurrido a José Sancho convencido de que éste es un 'actor con una voz prodigiosa que permite canalizar todas las imágenes creadas a través de la literatura'. El director también ha contado para su nuevo Enrique IV con Marisa de Leza, Francisco Piquer, Juan Lombardero, Álvaro García, Fernando Otero y Bárbara Lluch, entre otros actores. Además, ha incorporado al escenógrafo y figurinista Pedro Moreno, que ha elegido para el espacio escénico la arquitectura art déco, la misma que se utilizaba en Estados Unidos cuando se estrenó la obra, en los años veinte. Enrique IV se estrenó en Milán en febrero de 1922, pocos meses después de que su autor estrenara en Roma una de sus obras cumbres, Seis personajes en busca de un autor y doce años antes de que Pirandello recibiera el Nobel de Literatura y se consagrara como uno de los grandes dramaturgos de la historia.

Arriba y abajo

Para José Sancho representar este papel suponía poner a pruebra lo que ha aprendido con los años. 'He deambulado por el circo, por el teatro, por las variedades y por programas basura. He estado en lo más bajo y en lo más alto, y por eso era importante para mí abordar un personaje tan complejo. Es un papel que es imposible hacerlo si no lo sacas de las entrañas, de hecho es el único personaje que me he encontrado que no puedes dejar en el camerino', añade.

'Éste es un personaje que tiene que pasar del corazón a los huevos y de ahí al cerebro', señala el actor, que afirma que ha rechazado dos películas para poder trabajar en esta obra.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_