Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el derribo de la discoteca Radical de Alcalá

El Ayuntamiento de Alcalá anunció ayer que los dueños de la discoteca Radical han comenzando el desmantelamiento del local, tras haber perdido el último recurso contencioso-administrativo presentado en el juzgado número 9 de Madrid. El Ayuntamiento había ordenado su derribo en mayo de 2000. Según el Consistorio, el juzgado dictaminó el pasado 26 de noviembre que la discoteca no era legalizable y que, si sus propietarios no se encargaban de desmantelarla, podría hacerlo el Consistorio.

La discoteca, que está situada a las afueras de Alcalá, en el polígono industrial Jumapi, formó parte en su día de la conocida como ruta del bacalao y llevaba varios años funcionando cuando, a raíz de la denuncia de unos empresarios, el Ayuntamiento paralizó unas obras de ampliación. Posteriormente, decretó su cierre y su demolición por carecer de licencia de apertura y no tener posibilidades de obtenerla. Los dueños recurrieron ante el Ayuntamiento y luego en el juzgado.

Por otra parte, uno de los titulares de la sala fue sancionado por un juez alcalaíno con una multa de 60.000 pesetas por una falta de amenazas al edil de Urbanismo, Javier Ocaña (PSOE), al considerar probado que le amenazó poco después de que éste decretara el cierre del local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de febrero de 2002