Crisis entre el PSC y ERC en Valls por los extractos de la Visa del ex alcalde

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valls (Alt Camp), integrado por el PSC y ERC, hace agua. Después de una semana cargada de reproches mutuos originados por la petición del alcalde, el socialista Francesc Moreno, del extracto de movimientos bancarios de la tarjeta de crédito que utilizó su predecesor en el cargo, el republicano Jordi Castells, el PSC lanzó ayer un ultimátum a sus socios de gobierno y exigió una disculpa pública de los republicanos. En el pasado pleno municipal, los concejales de ERC dejaron caer acusaciones de amiguismo y corruptelas sobre los socialistas. Los republicanos celebraban ayer por la tarde una reunión para decidir su continuidad en el ejecutivo local.

El PSC emitió ayer un contundente comunicado en el que rebate una por una las quejas de los republicanos, quienes se mostraron dolidos por la petición de los extractos bancarios de Castells. En el pleno, los concejales de ERC, para evitar cualquier sospecha sobre el ex alcalde, propusieron la creación de una comisión especial de ética municipal que resultó aprobada por unanimidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de enero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50