Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta diseña una norma para limitar la orden del Ministerio sobre el algodón

COAG mantiene las movilizaciones

La Junta y la Asociación Andaluza del Algodón, integrada por organizaciones agrarias, cooperativas y empresas desmotadoras, se unieron ayer para exigir un cambio en la normativa que obliga a las explotaciones algodoneras a rotar el cultivo cada tres campañas. El consejero de Agricultura, Paulino Plata, anunció ayer que promoverá una regulación autonómica que amortigüe los perjuicios que cause la orden del Ministerio si ésta no se modifica. La organización agraria COAG mantiene las movilizaciones.

El consejero de Agricultura volvió ayer a criticar cómo se ha impuesto la orden, 'sin tener en cuenta al sector' andaluz, que aglutina el 95% de la producción algodonera española. Plata advirtió de la 'gran incertidumbre' que genera la norma, que perjudicará, especialmente, a los pequeños agricultores.

Plata advirtió de que la aplicación de la norma, que busca limitar la producción de algodón mediante el cambio obligatorio de cultivos cada tres campaña en estas explotaciones, puede provocar el efecto contrario. Según la Consejería, la rotación puede hundir a pequeños y medianos agricultores que no podrán soportar tener que cambiar el algodón por otros cultivos (menos rentables y con menos ayuda comunitaria) cada tres años. Un hueco que pueden aprovechar las grandes explotaciones para hacerse con el sector.

Agricultura mantiene que la orden del Ministerio no incluye ninguna disposición para limitar la entrada de nuevos productores en el sector, lo que, según cálculos de la Consejería, que no precisó qué datos ha usado, podría elevar la superficie sembrada de las 87.000 hectáreas a las 240.000 hectáreas la próxima campaña.

El consejero, quien ha solicitado una entrevista con Arias Cañete, anunció que su departamento estudia si es posible recurrir la orden del Ministerio. Plata también aseguró que los técnicos de la Consejería elaborarán una norma autonómica 'que evite el caos que puede sufrir este sector la próxima campaña' y limitará, en parte, el efecto de la normativa estatal, aunque tampoco dio más pistas.

El anuncio fue respaldado por la COAG, organización agraria que forma parte de la Asociación Andaluza del Algodón, cuyo secretario regional, Miguel López, anunció que mantendrán las movilizaciones.

López indicó que la orden persigue 'repartir entre los buitres' de las grandes explotaciones los 510 millones de euros de ayudas al cultivo establecidas por la UE, a costa de los pequeños agricultores. La orden del Ministerio excluye de la rotación forzosa a las fincas de cinco hectáreas y permite a todas las explotaciones mantener esas cinco hectáreas de algodón, pero COAG quiere elevar esa excepción hasta las 15 hectáreas.

La organización Asaja reprochó ayer a Plata que no le invitase al encuentro y reiteró su apoyo a la postura del Ministerio como 'mal menor'. Asaja consideró inviable que la Junta pueda limitar el efecto de la orden estatal con una norma propia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 2002