Un médico insiste en que los padres autorizaron la autopsia al bebé

Un médico citado como testigo por el juez que instruye el caso del bebé fallecido en el Hospital Universitario de San Juan (L'Alacantí), cuyos padres acusan a los facultativos una supuesta negligencia médica con resultado de muerte, declaró ayer que el departamento de Ginecología del centro le comunicó que los padres 'no habían puesto oposición' a la autopsia. El patólogo realizó la consulta porque el documento no recogía las firmas de los progenitores, según informó el abogado de los padres.

La investigación judicial se abrió a raíz de una denuncia presentada por los padres el pasado 19 de julio, en la que se acusa a los médicos de practicar la autopsia al bebé sin su consentimiento. Según el patólogo, el bebé murió 'entre dos y cuatro días' antes de la práctica de la cesárea, y apuntó como circunstancia de la muerte la asfixia, causada por el cordón umbilical. Otra imputada en el caso, una pediatra, manifestó que al ser requerida para reanimar el bebé lo encontró 'en estado de maceración'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS