Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vacantes del Tribunal Supremo enfrentan al Poder Judicial

El Consejo General del Poder Judicial tiene previsto nombrar hoy a la magistrada conservadora Milagros Calvo como primera mujer que accede al Tribunal Supremo en medio de una fuerte polémica por las previsiones de que el sector conservador del CGPJ cope las cuatro vacantes del Supremo con sus candidatos. De consumarse esta previsión, la relación de nombramientos en los dos primeros meses del Consejo será de ocho jueces conservadores frente a uno de los progresistas, lo que para éstos implica la ruptura del consenso en torno al Pacto por la Justicia.

A la vacante dejada en la Sala de lo Penal por Adolfo Prego corresponde una terna integrada por José Manuel Maza, presidente de la hoy disuelta Unión Judicial Independiente, asociación tildada de estar a la derecha de la conservadora APM; Carlos Moreno, magistrado de Murcia, de la APM, y por la ex secretaria de Estado de Interior Margarita Robles, de JpD.

En la Sala Penal hay otra vacante dejada por el hoy magistrado del Constitucional Roberto García Calvo, a la que corresponde una terna de juristas integrada por Miguel Colmenero, ex presidente de la conservadora Asociación de Fiscales, y dos candidatos progresistas: Soledad Cazorla y José María Paz, ambos fiscales del Supremo. Según fuentes del Consejo, el 'delicado equilibrio' de la Sala Penal conduce a que las vacantes de magistrados conservadores vayan a ser cubiertas por otros de la misma extracción. El nombramiento de Colmenero parece tan cantado como el veto de los vocales afines al PP a Margarita Robles.

En cambio, el criterio de la sustitución según la procedencia quiebra en el caso de la vacante dejada por el hoy vicepresidente del Poder Judicial, Fernando Salinas, propuesto por el PSOE. Para cubrir su plaza, los conservadores han propuesto al frente de la terna a la magistrada Calvo. La candidatura de ésta, contestada por más de un centenar de abogados y abogadas laboralistas, es 'irrevocable'.

La última vacante es la del propio presidente del Consejo, Francisco Hernando. El primer lugar de la terna lo ocupa Agustín Puente, frente al que cuentan con escasas posibilidades Alicia Camacho y la catedrática de Derecho Constitucional María Teresa Freixas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2002