Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unión en el mundo del 'glamour'

Carrera y Carrera da entrada a Lladró para impulsar su internacionalización

La entrada de Lladró en la firma de joyería Carrera y Carrera, en la que ha invertido 15 millones de euros (2.500 millones de pesetas), supone un paso más en la búsqueda de la exclusividad por parte de la empresa de porcelana y un empujón decisivo en el afán de Carrera por internacionalizarse.

En cinco años, Carrera y Carrera espera culminar un plan de expansión en el que invertirá 18,03 millones de euros

Carrera y Lladró van a compartir sinergias en el desarrollo del negocio, pero conservarán su identidad, su marca y sus tiendas

La tienda que Carrera y Carrera ha abierto en la selectiva calle de Ortega y Gasset de Madrid -la calle del lujo- tiene poco de una joyería tradicional. Su escasa dimensión -50 metros cuadrados-, el rojo intenso de su escaso mobiliario y su iluminación la alejan de la ostentación y el clasicismo, pero no del glamour, imprescindible para vender joyas con precios que varían entre 100.000 y más de diez millones de pesetas. Esta tienda pretende ser el reflejo de la nueva filosofía de la firma joyera, inmersa en un proceso de cambio. 'Pretendemos unir la joyería a todo lo relacionado con la expresión artística', dice María Eugenia Girón, consejera delegada de la empresa.

Girón pivota el cambio de Carrera y Carrera desde hace casi tres años, cuando llegó a la empresa de joyería tras vender su participación en Loewe, donde tenía responsabilidades en el área internacional. Ingeniera industrial del ICAI, tras una etapa profesional como analista financiera en la que dice haberse encontrado 'fuera de la realidad', Girón empieza a unir su formación académica con su verdadera afición, el arte y la imagen, y trabaja para el Museo Guggenheim de Nueva York y diversas empresas de cosmética. En 1999, la familia Carrera vende el 85% del capital a antiguos accionistas y un grupo de ejecutivos provenientes de Loewe, y Girón se hace con las riendas de Carrera para modernizar el producto y profundizar en la internacionalización de la firma.

Nuevas zonas

Según la consejera delegada, se trataba tanto de ampliar sus tiendas en países en los que ya estaban presentes -Japón y Estados Unidos- como de abordar nuevas zonas, preferentemente el este de Europa. Y para ello Carrera ha encontrado un socio con amplia experiencia internacional. La compañía de joyería ha realizado una ampliación de capital de 2.500 millones de pesetas (15,03 millones de euros) que ha suscrito enteramente Lladró. La empresa de porcelana da así un paso en su nueva estrategia de diversificación en marcas de lujo y Carrera se aprovecha de la experiencia internacional de Lladró. Una y otra, sin embargo, mantendrán su identidad, su marca y sus tiendas. Compartirán sinergias en la trastienda, en el desarrollo del negocio, pero nunca de cara al cliente.

En cinco años, Carrera y Carrera espera culminar un proceso de expansión que tiene un presupuesto de 3.000 millones de pesetas (18,03 millones de euros). Los proyectos más inmediatos son la apertura de la tienda de Barcelona -'en la que se afinará más el concepto acuñado en Madrid al convertir el establecimiento no sólo en una joyería, sino en un lugar de ocio'- y de cinco tiendas más en Estados Unidos y en alguna de las antiguas repúblicas soviéticas. El siguiente objetivo, para fin de este año o principios de 2002, es ampliar su presencia en Japón, donde ya tiene seis tiendas, y entrar, de la mano de Lladró, en China.

La expansión internacional será paralela a la actualización de sus joyas -cada año realiza entre 300 y 400 diseños- y a la diversificación de productos, siempre en la gama del lujo.

En el año 2000 las ventas de Carrera crecieron un 31%, y las previsiones para cerrar el 2001 están en esa línea, aunque Girón reconoce el impacto del enfriamiento de la economía.

En España, Carrera y Carrera emplea a 138 personas, de las cuales el 80% es personal especializado, y a unas 200 en todo el mundo. Tras la ampliación de capital, el 45% es de Lladró, la familia Carrera tiene el 5%, la sociedad de capital riesgo 3I el 16%, y el resto es de los actuales ejecutivos e inversores iniciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002