Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Plataforma de Festivales propone al Icub crear una Casa del Cinema

Construir en Barcelona un espacio estable de exhibición destinado a la producción cinematográfica alternativa. Éste es el proyecto que ha presentado la Plataforma de Festivales de Cine, Vídeo y Multimedia de Barcelona al Instituto de Cultura de la ciudad (Icub) y que tiene, entre otros objetivos, 'mejorar las infraestructuras de las actividades gestionadas por cada una de las entidades integrantes de la plataforma', 'rentabilizar los recursos de los diversos colectivos asociados' y 'ampliar la oferta audiovisual de la ciudad'. El anteproyecto que sus representantes presentaron al Icub a finales del pasado verano -aún en fase de estudio- lleva como nombre Casa del Cinema de Barcelona, un espacio que quiere convertirse en 'el centro de referencia de todas las manifestaciones cinematográficas situadas fuera de los circuitos comerciales'.

La Plataforma de Festivales de Cine está integrada por Curt-Ficcions, el Festival Internacional de Cine Independiente L'Alternativa, el Festival Internacional de Cine Gay y Lésbico, la Exposición de Cine Africano, la Exposición Internacional de Filmes de Mujeres, la de Cine Asiático y OVNI (Observatorio de Vídeo No Identificado). Entre todos ellos reunieron, durante el año pasado, a unos 80.000 espectadores, que sus responsables creen poder aumentar con la creación de la Casa del Cinema.

Mayor 'visibilidad'

Esta Casa del Cinema, para cuya instalación se propone la recuperación de alguna sala cinematográfica en peligro de desaparición, permitiría, según reza el anteproyecto, aumentar la 'visibilidad' de la cultura audiovisual en Barcelona. La plataforma calcula que 'sumando la programación específica de cada exposición o festival a otras propuestas que las entidades pueden desarrollar, ella puede hacer una aportación anual de 1.492 sesiones anuales'. El mantenimiento de la Casa del Cinema iría a cuenta de los ingresos por taquilla, los ingresos generados por las actividades paralelas organizadas por las diversas entidades ligadas a la plataforma y subvenciones institucionales.

Además de las programaciones propias de los festivales, el anteproyecto propone la proyección de sesiones matinales destinadas al público infantil, a centros educativos y a la gente mayor; sesiones en coordinación con escuelas de cine y audiovisuales y facultades universitarias; llegar a acuerdos con otros festivales, distribuidoras independientes y redes de distribución internacional; realizar programaciones en colaboración con los institutos extranjeros de la ciudad y organizar actividades paralelas: talleres, mesas redondas, seminarios y congresos. Todo esto requeriría, según esta primera propuesta, un espacio con dos salas con capacidad para 300 y 150 espectadores, una sala para proyecciones de vídeo y producciones multimedia, un espacio destinado a mediateca, oficinas y dos aulas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2002