_
_
_
_
Inversión | CONSULTORIO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Jubilación responsable

Tras el cierre de año es frecuente llevar a cabo un análisis de los resultados obtenidos por nuestro plan de pensiones mediante medidas de performance. Pero ¿alguna vez se han parado a pensar cuál es el destino final del dinero que canalizamos a través de nuestro ahorro para la jubilación? A la hora de elegir en qué plan de pensiones invertir, es posible decidir no sólo en función de criterios estrictamente financieros, sino también con ciertos criterios éticos o sociales acordes con nuestra forma de pensar.

Son cada vez más los fondos de pensiones que declaran con qué criterios de responsabilidad social están seleccionando los valores en los que invierten. Incluso en países como Reino Unido y Alemania esto se ha convertido en un requisito legal. En Estados Unidos el desarrollo de este tipo de fondos ha sido superior y cabe destacar que el de mayor patrimonio de aquel país (175.000 millones de dólares), California Public Employees Retirement System (Calpers), sigue en su política de inversión criterios éticos, teniendo como objetivo contribuir a la mejora del bienestar económico del Estado de California, su entorno y sus habitantes.

A la hora de elegir en qué plan de pensiones invertir es posible decidir con ciertos criterios éticos

Aspectos tales como el respeto al medio ambiente, que no sea empleada mano de obra infantil en la fabricación, el cumplimiento de las normas de calidad, la no discriminación de trabajadores por razón de edad, sexo o raza, son evaluados en estos fondos de pensiones a la hora de seleccionar las empresas receptoras del ahorro en última instancia.

Desde este punto de vista, la labor de todos los stakeholders (accionistas, consumidores, proveedores, comunidad, poderes públicos), y la presión que éstos ejercen sobre las compañías, es un arma muy poderosa a la hora de conseguir cambios. Cambios en la dirección que el consenso de la sociedad considera apropiados para la defensa y preservación de ciertos principios éticos y sociales.

Mónica Guardado y Sergio Fernández son, respectivamente, consultora en responsabilidad social y responsable de finanzas personales de AFI.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_