Font de Mora asegura que los últimos datos indican que la Comunidad está 'blindada contra el paro'

El portavoz del grupo popular en las Cortes, Alejando Font de Mora, aseguró ayer que la Comunidad 'está blindada contra el paro'. Para el portavoz popular esta afirmación se sustenta en el hecho de que mientras en estos momentos 'se registra una caida de empleo generalizada', la Comunidad registra 'las mejores cifras de Europa'.

Alejandro Font de Mora, además, destacó que el empleo creado es de 'alta calidad social, como indica el hecho de que mujeres, jóvenes y parados sin empleo anterior hayan sido los colectivos más beneficiados por el empleo el pasado mes de diciembre'. El portavoz del partido en el Gobierno valenciano recordó que 'por primera vez la tasa de paro femenino es una cifra histórica' al situarse por debajo del 10%. Una consecución, añadió, que es fruto de los 'esfuerzos del Gobierno valenciano por incentivar a la sociedad'.

Similar lectura de los últimos datos de paro realizó la portavoz del Consell, Alicia de Miguel, quien añadió que la reducción del paro femenino demuestra el interés de la Generalitat por 'impulsar un modelo social más justo, que apuesta por la igualdad real y de oportunidades entre hombres y mujeres'. Para la portavoz del Consell 'es una realidad que la Generalitat se sitúa en la vanguardia de las políticas sociales en defensa de la igualdad de género'.

Los responsables populares también tuvieron palabras de crítica para el PSPV. Alicia de Miguel añadió que la política actual del Consell se apoya en medidas 'que no se quedan como en otros tiempos en el discurso'. Font de Mora, por su parte, consideró que la realidad contradice la lectura realizada por los socialistas asegurando que los 'buenos datos de crecimiento' de la economía valenciana 'se debían a una coyuntura internacional favorable'. 'A ver qué dicen ahora los pregoneros del desastre del PSPV', añadió.

El año pasado, 1.741 personas abandonaron las listas del Servicio Valenciano de Empleo y Formación. La cifra, positiva sobre todo en comparación con el aumento del paro en España en 2001, supone una ralentización del ritmo de disminución de empleo, ya que el empleo se redujo en 22.813 personas en 2000 y en 21.292 en 1999. Los datos, además, mostraban que industria y construcción, considerados 'motores' del crecimiento económico, registraron los peores datos por sectores. Así, mientras el desempleo en el sector industrial se mantuvo invariable, la cifra de parados en la construcción creció un 3,28% el año pasado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS