Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvarez-Cascos pierde la batalla del Hospital Central

El presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, se mostró ayer satisfecho con el acuerdo alcanzado en el traspaso de las competencias de sanidad. 'Este dinero nos va a permitir ofrecer una sanidad digna y emprender nuevas realizaciones', dijo. La fundamental, añadió, va a ser la 'inmediata' convocatoria de un concurso internacional para la construcción y diseño funcional de un ambicioso nuevo Hospital Central de Asturias, un proyecto socialista que lleva 10 años bloqueado, en buena medida por la oposición del PP regional y central -con el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, a la cabeza-, partidarios uno y otro de la modernización del actual complejo de referencia hospitalaria de la comunidad, aquejado de graves problemas de estructura, repartido en varios edificios a resultas de la fusión de varios hospitales preexistentes y enclavado en plena zona urbana de Oviedo.

PP y PSOE han mantenido un fuerte enfrentamiento por este motivo, que ahora se va a resolver a favor de las tesis socialistas de erigir un complejo moderno, de nueva planta y fuera del casco urbano. 'Una vez que la competencia sanitaria sea nuestra, la vamos a ejercer con todas las consecuencias para acabar con diez años de una polémica estéril', dijo Areces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de diciembre de 2001