Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El almacén de la policía granadina está saturado con material incautado

La Policía Local de Granada busca una solución para descongestionar su almacén, donde se guarda el material ilegal incautado que procede de la venta ambulante. Los miles de artículos, entre los que se cuentan 120.000 compactos, están a disposición judicial, pero el retraso de las resoluciones, que van a un ritmo mucho más lento que los decomisos policiales, hace que las dependencias locales se hayan saturado.

El jefe de la Policía Local, Manuel Donaire, aseguró que padecen 'verdaderos problemas de falta de espacio'. Sólo de vez en cuando los juzgados ordenan la destrucción de algunas mercancías, en cuyo caso los propios agentes se encargan de quemar los objetos.

En los últimos días este problema de aglomeración se ha agravado con la operación policial de Navidad de control de la venta ambulante. Sólo desde hace cinco días se han puesto 85 denuncias y se han hecho 30 incautaciones de mercancías falsificadas. En esta treintena de operaciones se han decomisado 6.700 artículos: 1.400 bolsos, 2.500 discos y 2.800 objetos de distinto tipo. El Ayuntamiento instó a los venderores ambulantes a que se instalen en el mercadillo habilitado en el Paseo del Salón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001