Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona contará en 2004 con 576 apartamentos especiales para personas mayores de 60 años

Los pisos tutelados, distribuidos en siete distritos de la ciudad, se alquilarán a 30.000 pesetas

Hoy se presenta en el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona el plan de construcción de 576 apartamentos tutelados para mayores de 60 años. Los pisos, que se alquilarán por 30.000 pesetas, contarán con servicios administración y mantenimiento, y ayuda social, personal y económica para las personas que lo necesiten. El presupuesto de esta iniciativa del área de Bienestar Social es de 5.600 millones de pesetas. Su construcción finalizará en tres años.

Las viviendas se destinarán a personas que cumplan requisitos como la necesidad de un piso, dificultades de acceso en el propio -falta de ascensores-, circunstancias familiares complicadas y pocos ingresos mensuales.

Las obras de estos apartamentos, distribuidos en siete distritos de Barcelona, se terminarán a lo largo de los próximos tres años . Los pisos, de unos 40 metros cuadrados, tendrán un precio aproximado de 30.000 pesetas al mes. Este importe incluirá servicio de conserjería, mantenimiento y reparación, además de la posibilidad de utilizar el servicio de ayuda de trabajadoras familiares. Dispondrá también de servicio de comida a domicilio, lavandería, limpieza del hogar, y espacios de ocio comunes. El Ayuntamiento estudia la posibilidad de dar apoyo económico a los usuarios de ingresos económicos más reducidos.

'Lo que queremos es garantizar la autonomía de estas personas y que ellas puedan defender su independencia', afirmó ayer Núria Carrera, concejal de Bienestar Social. Los pisos tendrán uno o dos dormitorios, sala de estar con cocina incorporada y cuarto de baño adaptado. La ciudad ya cuenta con 188 pisos de este tipo. El presidente del Patronato Municipal de la Vivienda, Eugeni Forradellas, explicó que el diseño de los apartamentos está adaptado a las limitaciones propias de la edad, por lo que 'los enchufes estarán a más de 30 centímetros del suelo, para no temer que agacharse, las puertas tendrán pomos alargados y no redondos, y las persianas funcionarán con manivela'. Aunque Núria Carrera no supo especificar el número de demandas para acceder a estos apartamentos, recordó que el 20,7 % de la ciudad -311.811 personas- tiene más de 65 años. De éstas, 66.170 viven solas, el 83% de las cuales son mujeres, y sólo el 2,7% están en residencias.

Por otra parte, un estudio de la Fundación Torres Falguera, de Caixa de Terrassa, asegura que un 15% de la población catalana es dependiente. 930.000 personas, entre discapacitados físicos, psíquicos y sensoriales y personas mayores, no pueden valerse por sí mismas, según el informe, que señala que sólo el 66,3% de estas personas está reconocida oficialmente por un tribunal médico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2001