Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia deshace el intento de financiar las 35 horas con cuentas públicas

Los planes del Gobierno de izquierda para financiar el régimen de 35 horas semanales sufrieron anoche un rudo golpe, cuando el Consejo Constitucional aceptó, en parte, un recurso de 106 parlamentarios de la derecha contra la anulación de una deuda del Estado con la Seguridad Social por valor de 16.000 millones de francos (algo más de 400.000 millones de pesetas). Ese dinero estaba destinado a compensar las cargas de las empresas que aceptan el paso progresivo de sus trabajadores al régimen de 35 horas. La anulación de la deuda no está justificada por "un motivo de interés general suficiente", según el órgano encargado de velar por la constitucionalidad de las normas.

Asimismo, se declara inconstitucional la transferencia de 5.000 millones de francos (126.500 millones de pesetas) de la Caja de Ayudas Familiares al fondo de reserva para las pensiones y a las estructuras de acogida a la infancia. Otras iniciativas salen indemnes, entre ellas el permiso de paternidad de once días -que pasa a ser legal- y un incremento de la financiación de los hospitales públicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de diciembre de 2001