Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU se abstendrán de votar la Ley de Rentas Mínimas de Inserción

El PP ha consensuado la norma con la patronal, CC OO y UGT

El Gobierno regional, del PP, no conseguirá, salvo cambios de última hora, que, en el pleno de la Asamblea del próximo día 20, la oposición vote a favor de la Ley de Rentas Mínimas de Inserción pactada con la patronal, UGT y CC OO. Ayer, en la Comisión de Servicios Sociales, PSOE e IU se abstuvieron de votar esta norma, que prevé ayudas de 48.895 pesetas al mes para personas sin recursos.

PSOE e IU reconocen que la Ley de Rentas Mínimas de Inserción supone un avance respecto al actual IMI (Ingreso Madrileño de Integración), un subsidio de 43.000 pesetas mensuales que la Comunidad concede desde 1991 a familias sin medios.

Entre las mejoras está el aumento de la cuantía de la ayuda y el establecimiento de requisitos menos rígidos para su percepción, lo que permitirá llegar a más personas que lo necesitan: en Madrid hay 27.000 familias en extrema pobreza, según un estudio de la Universidad Pública de Navarra para la Comunidad, y sólo 8.000 cobran el IMI.

Pero ambos grupos critican que el PP no haya aceptado 'ninguna enmienda de fondo' de las 128 presentadas. Carmen García Rojas, diputada del PSOE, admite que 'el grupo parlamentario popular ha hecho un esfuerzo por consensuar la ley'. 'Pero', añade, 'a última hora la Consejería de Servicios Sociales nos ha hecho retirar enmiendas que teníamos ya pactadas'. Los socialistas quieren que la ley recoja, de forma explícita, la posibilidad de conceder con urgencia estas ayudas a mujeres denunciantes de maltrato que hayan tenido que dejar su hogar.

'Hay amas de casa de clase media que, tras sufrir maltrato, tienen que dejar su domicilio quedándose sin recursos. Si no se establece un mecanismo especial para ellas, no pueden optar a estas ayudas porque, al no estar legalmente separadas, en sus ingresos familiares se computan los de sus maridos y superan el baremo establecido', afirma García Rojas.

Mario Utrilla, portavoz del PP, replica que la ley, en sus artículos 6 y 7, ya prevé estas situaciones. En ellos se permite que personas 'en extrema necesidad', como las maltratadas, accedan a la renta mínima aun no cumpliendo todos los requisitos. 'Lo que no podemos hacer es meter toda la casuística en la ley, para eso está el reglamento. Hemos hecho un esfuerzo de consenso y la postura de la oposición nos deja sin palabras. Tendrán que explicar a los sindicatos por qué no apoyan una ley pactada con ellos y que además supone un avance claro', matiza Utrilla.

Caridad García, de IU, explica que su grupo ha decidido abstenerse y no votar contra la ley 'para no desautorizar el trabajo de los sindicatos'. La coalición reclama que la renta mínima se pueda percibir desde los 18 años y no desde los 25, como se establece ahora, salvo en el caso de chavales desamparados que hayan vivido bajo la tutela de la Comunidad.

También pide que los hogares pobres reciban una renta mínima por adulto. El texto actual prevé que sólo el cabeza de familia perciba esta ayuda y reciba después un 25% más por la segunda persona a su cargo y un 15% por los restantes, con un tope máximo equivalente al salario mínimo interprofesional (72.000 pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2001