Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Internacional

El increíble calvario de la atleta Dana Cervantes

Dana Cervantes batió el récord de España de salto con pértiga en agosto de 1998 en los Europeos de Budapest. No pasó control, porque era una dignísima competidora, pero no una estrella mundial para estar en los podios. Sin embargo, en un gesto que sería eximente en cualquier tribunal, quiso hacerse el análisis para evitar problemas sobre su récord. Lo necesitaba para la homologación, pero parece claro que si fuera consciente de estar dopándose y de que daría positivo no lo habría pedido con tanto interés. Ahí empezó su calvario contra las incompetencias.

El análisis -que dio positivo- tuvo que hacerse en Praga en agosto, donde por averías en sus aparatos no se conoció el resultado hasta octubre. La Federación Española de Atletismo, apoyada por la Federación Internacional, decidió absolver a Dana por haber pasado casi dos meses en el procedimiento, con las consiguientes dudas sobre el deterioro de la orina. Pero en aquellos tiempos el Consejo Superior de Deportes (CSD) sostenía criterios diametralmente opuestos a la federación. Hasta el punto de que el CSD recurrió al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), que la sancionó con dos años en diciembre de 1999. Pero el recurso se hizo fuera de plazo. Al final, sólo eso es lo que le ha dado la razón a Dana. Casi dos años después, y en la Audiencia Nacional, pues recurrió a la justicia ordinaria. El marchador Dani Plaza aún está en otro caso parecido y el lanzador David Martínez fue al revés. Lo salvó el CEDD. Dana dio niveles de nandrolona de 9,06 y 10,08 nanogramos en el análisis y de 7,1 y de 6,8 en el contraanálisis, sobre un máximo de 5 legal. ¿Habría dado aún menos en un tercer análisis? La duda siempre existirá, aunque ella y Juanjo Sánchez, su entrenador, han mantenido su inocencia. Dana se querellará ahora por los daños morales y deportivos sufridos. Se perdió los Juegos de Sydney, por ejemplo. Y nada será ya igual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001