Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Segunda División

Séptima victoria consecutiva del Badajoz

La igualdad quedó reflejada en una jornada con siete empates y marcadores tan ajustados que el 4-0 del Albacete-Jaén resultó casi un acontecimiento. Al final todo quedó como estaba por arriba por los empates de los tres primeros y de sus más inmediatos perseguidores. Por tanto, los grandes beneficiados fueron el propio Albacete y el Badajoz, que elevó a siete su impresionante racha de victorias.

El Recreativo falló en lo deportivo y en lo sentimental. No fue capaz de imponerse a uno de los colistas, el Levante, pese a que tuvo superioridad numérica durante casi una hora de partido por expulsión de Roa y a que un triunfo lo hubiese izado hasta el tercer puesto. Ese empate a cero fue, además, un triste final para el histórico estadio Colombino, que deja paso al recientemente inaugurado por la selección española. Quizá al Recre le faltó un delantero tan inspirado como el Duré de ayer. El argentino logró dos de los cuatro goles del Albacete frente a un Jaén a la baja, en un partido que estuvo interrumpido por un fallo en la iluminación. El Badajoz, por contra, sigue con todas las luces encendidas. Ha ganado los últimos siete partidos de todas las formas posibles, como ayer, con un gol de Bracamonte en el tercer minuto del descuento.

MÁS INFORMACIÓN

Los partidos del Helmántico y de El Molinón estuvieron condicionados por las expulsiones que sufrieron los equipos de casa. El Salamanca empezó probando la medicina del Xerez con un gol de Pineda y cuando peor lo tenía, por la expulsión de Gañán, logró un empate con sabor a triunfo. No acabó con ese regusto el Sporting, pese a que se quedó con diez por expulsión del portero Valencia en el minuto 3 y con nueve en el último cuarto de hora por otra roja directa a Lozano. El Leganés confirmó su pobreza de recursos y estuvo a punto de perder pese a esa superioridad numérica.

Por abajo destaca la victoria del Polideportivo Ejido, un colista cansado de amagar y no dar hasta que pasó por su campo el Nástic de Tarragona. El Murcia aprovechó el impulso del cambio de entrenador, el Chato González por Braojos, para darse un respiro con una victoria ajustada frente al Extremadura, que no levanta cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001