Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta calcula que la línea 1 del metro de Sevilla registrará 20 millones de viajes en su primer año

La línea 1 del metro de Sevilla que unirá la universidad Pablo de Olavide con el barrio de Los Remedios registrará entre 15 y 20 millones de viajes en su primer año de explotación, tendrá una longitud de nueve kilómetros con 14 estaciones y permitirá una velocidad media de entre 24 y 29 kilómetros por hora, el doble de lo que es habitual en los autobuses urbanos. Estos fueron los datos expuestos ayer por la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, en una comparecencia parlamentaria sobre la infraestructura que impulsan la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla.

Los datos que maneja Obras Públicas indican que el número de viajeros diarios oscilará entre 41.000 y 56.000 personas y que el tiempo de viaje entre los extremos de la línea estará entre 18 y 23 minutos. La rentabilidad social y económica de la línea, en 'un escenario de medio plazo' se reflejará, según la Consejería, en un incremento del PIB de entre '140.000 y 190.000 millones de pesetas', la creación de 'entre 10.000 y 12.000 nuevos empleos en la economía sevillana' y ahorro de 'entre 4.000 y 5.000 horas diarias' a los usuarios.

En cuanto al coste de la línea, cómo ya había anunciado la consejera, oscilará entre los 40.000 y los 45.000 millones de pesetas. Obras Públicas detalló ayer que unos 30.000 millones corresponden a la infraestructura y el resto (unos 12.000 millones) a la superestructura (conexiones eléctricas) y al material móvil (las vías y los trenes).

En su comparecencia, Gutiérrez indicó que cuando finalice el periodo de información pública del estudio sobre la línea 1 de metro de Sevilla, la Junta iniciará conversaciones con el Ayuntamiento de la capital para firmar un convenio de colaboración en el que se precisen los términos de la concesión administrativa de la construcción y explotación de la línea a una empresa, método que Obras Públicas también quiere extender a las líneas 1 de Málaga y Granada. Además, el Gobierno andaluz quiere establecer otro convenio con la Administración central en la que se plasme su financiación del proyecto.

La Junta se basará en la ley del Metro de Sevilla de 1975, aún vigente, que asigna al Gobierno central la financiación de la infraestructura (30.000 millones en esta línea) y al Ayuntamiento el resto. Para la expansión de la línea 1 al Aljarafe y Dos Hermanas, el Gobierno andaluz quiere que Fomento ponga el 33% del coste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2001