Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gibraltar: el pueblo y la tierra

Desde que saltó a los medios de comunicación la negociación entre los Gobiernos inglés y español sobre el futuro de Gibraltar, han surgido muchas voces y un único discurso en los medios españoles.

Me sorprende mucho ver que, por un lado, con un tono más o menos irónico, muchos se cuestionan por qué esos individuos de la Roca no quieren ser españoles, y, por otro, que, independientemente de su voluntad, ese pedazo de tierra debe ser española.

En relación a la primera cuestión, me parece más que legítimo que la gente de Gibraltar decida su propio futuro. La segunda cuestión me trae a la memoria otra situación no resuelta que España mantiene en silencio y que me parece muy interesante debatir en este momento.

Desde 1801, fecha en que España la invadió, permanece bajo control de este país una ciudad que pertenecía a otro país desde siempre.

En 1815, en el Acta Final del Congreso de Viena, artículo 105, son reconocidos los derechos de ese país sobre ese territorio. El engaño continuó hasta el punto de que algunos habitantes de esa ciudad, defensores de la reintegración, fueron eliminados, aprovechando la confusión de la guerra civil de 1936-1939. En 1974, un jurisconsulto español de la Comisión Internacional de Límites reconoce los derechos de ese país para reclamar esa ciudad a España.

Hasta hoy nada ha cambiado y esa ciudad continúa ilegalmente integrada en territorio español.

Los señores, así como el Gobierno español, que creen que Gibraltar debe ser devuelto a España, aunque sea en contra de los deseos de la población local, ¿por qué no empiezan dando ejemplo y reclaman la devolución de la ciudad de Olivença a Portugal?

Creo que darían una gran lección de coherencia y serviría como un muy buen ejemplo al Gobierno británico.

Dirán algunos: 'Pero los habitantes de Olivença no quieren ser portugueses'.

Y los gibraltareños, ¿quieren ser españoles?

Pues no, por muy española que sea la tierra, porque Olivença también es portuguesa.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2001