Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol rinde homenaje a Cullell y Roma en la toma de posesión de sus dos nuevos consejeros

Los dos ex consejeros de Política Territorial dimitieron por presuntos escándalos

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, tuvo ayer un especial recuerdo para dos ex consejeros de Política Territorial, Jaume Roma y Josep Maria Cullell, que dimitieron como consecuencia 'de inmensas y tremendas campañas de prensa y de grandes acusaciones desde el Parlament por parte de la oposición' y que después 'fueron absueltos por los tribunales'. Pujol rindió este particular homenaje a sus dos ex consejeros justo en el acto de la toma de posesión de otros dos: Felip Puig, de Política Territorial, y Ramon Espadaler, de Medio Ambiente.

Josep Maria Cullell dimitió como consejero de Política Territorial en noviembre de 1994 al descubrirse un supuesto caso de tráfico de influencias por la recalificación urbanística de unos terrenos en Sant Pere de Torelló. Cullell no llegó a estar imputado, entre otras cosas, porque los jueces invalidaron como prueba unas conversaciones telefónicas privadas registradas en cinta magnetofónica en las que supuestamente mediaba para facilitar tal recalificación. Justamente el lunes, un tribunal condenó al semanario El Triangle por difundir estas conversaciones sin permiso de Cullell, sentencia que ayer Pujol sacó a coalición en su discurso y por la que se felicitó.

El sustituto de Cullell en el Departamento de Política Territorial, Jaume Roma, también tuvo que dejar su cargo 206 días después por otro caso de presunto tráfico de influencias. En mayo de este año, la Audiencia de Barcelona archivó definitivamente su caso.

Pujol sacó pecho ayer en la toma de posesión de los dos nuevos consejeros de su Ejecutivo, que supone la quinta reestructuración desde las elecciones autonómicas de 1999. El presidente se refirió a la sonada salida de Cullell y Roma del Ejecutivo y culpó abiertamente a la prensa y a la oposición política catalana de 'truncar sus carreras políticas'.

El presidente se olvidó de Jordi Planasdemunt, consejero de Economía en la primera legislatura, condenado a siete años de prisión por estafa por la concesión irregular de créditos cuando estaba al frente del Instituto Catalán de Finanzas. Horas después se lo recordó desde la oposición Esquerra Republicana de Catalunya e incluso su fiel aliado parlamentario, el Partido Popular. La portavoz del PP, Dolors Nadal, añadió además que ni Cullell ni Roma 'son dignos de alabanza por su gestión'.

Ante estas 'campañas sistemáticas', Jordi Pujol pidió a los medios de comunicación que reflexionen y reiteró que 'honra a la Generalitat que después de 21 años estos dos casos se hayan resuelto'.

Consejos a Unió

Con la toma de posesión de Puig y Espadaler, Pujol cumplía lo establecido en el pacto de federación entre Unió y Convergència, por el cual los democristianos pasan a dirigir un cuarto departamento. Las negociaciones no han estado exentas de controversias por la negativa de Unió a aceptar a Felip Puig como secretario general adjunto de la federación, lo que ha obligado a Pujol a recolocarle en Política Territorial. Detalles que Pujol no obvió en su discurso. por lo que reclamó a sus consejeros eficacia pero, sobre todo, 'cohesión y solidez'.

'Cohesión', dijo, 'de los partidos que le dan apoyo [al Gobierno], seguridad de que no haya ninguna clase de posible fallo en este apoyo y de que en nada se verá enturbiada la acción del Gobierno por cosas que lleguen de fuera', un aviso en toda regla a los democristianos de Unió y a su líder, Josep Antoni Duran Lleida, quien ayer no asistió al acto por encontrarse en México en la asamblea de la Internacional Democrática Cristiana, en la que será nombrado vicepresidente.

Pujol no se contentó con este mensaje. Además recordó el fundamental papel que Artur Mas como conseller en cap desempeña en el Gobierno catalán. 'Cada vez más operativo, cada vez más fuerte, con más influencia y proyección de futuro', aseguró. Fue precisamente el nombramiento de Mas lo que provocó la dimisión como consejero de Gobernación de Duran Lleida el pasado mes de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de noviembre de 2001