Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ex ediles de Gil dicen que el PSOE les ofreció un pacto en la Diputación y en el Ayuntamiento de Estepona

Los tres representantes del Grupo Mixto en la Diputación de Málaga, procedentes del Grupo Independiente Liberal (GIL), de Jesús Gil, y miembros del plantel de siete ediles que apoyarán al PP para arrebatar al PSOE la alcaldía de Estepona, intentaron ayer sacudirse el aluvión de críticas que están recibiendo por esta decisión e hicieron público unos presuntos ofrecimientos anteriores de los socialistas para que se integraran tanto en el gobierno de la Diputación de Málaga como en el municipal de Estepona.

El socialista Juan Fraile, presidente de la institución supramunicipal, admitió que existió una conversación con ellos, pero rechazó que se les hubiera ofrecido participar en el equipo de gobierno.

Según la versión de los ex representantes del GIL, el ofrecimiento del PSOE se realizó el pasado mes de junio, después de que abandoran la disciplina del GIL y crearan el Grupo Mixto en la Diputación. La conversación tuvo lugar en el despacho de Fraile y en ella 'nos comentó la necesidad de descargar de trabajo a algunos diputados socialistas, que son alcaldes de sus respectivos pueblos y que compatibilizar ambos cargos podría tener repercusiones en sus municipios', relató José Gerez, uno de los diputados. El Patronato Provincial de Recaudación, los Servicios Jurídicos y algunas relacionadas con Medio-Ambiente y Supramunicipal, fueron, entre otras, las supuestas parcelas de poder que se les ofreció.

Con menos detalles, se refirieron también a ofrecimientos de pactos del PSOE en Estepona tanto en la etapa de Antonio Cabas como de Antonio Barrientos, los dos ediles socialistas que ha tenido el municipio en la presente legislatura. Los ex miembros del GIL explicaron que estos ofrecimientos demuestran la 'hipocresía' del PSOE en el conflicto que se ha suscitado en Estepona.

Juan Fraile ofreció ayer una versión muy distinta. Según contó, su interés inicial fue conocer si tras abandonar el GIL seguirían en la institución y una vez que conoció que solicitarían su paso al grupo mixto 'les planteé la posibilidad de recibir encargos en tareas concretas, pero nunca un ofrecimiento para entrar en el gobierno local'. 'Siempre he mantenido que todos debíamos trabajar en la institución y cuando abandonaron el GIL se les ofreció esta posibilidad, pero nunca en términos de pacto. Una interpretación distinta de aquel encuentro sólo es entendible desde el punto de vista de aquellos que pretenden justificar su mala conciencia por lo que han hecho en Estepona', sentenció.

Unos 200 dirigentes políticos y cargos electos del PSOE en Málaga, entre ellos la secretaria provincial, Marisa Bustinduy, se concentraron anoche ante las puertas del Ayuntamiento de Estepona para mostrar su apoyo a Barrientos, que ha desmentido en varias los ofrecimientos a ex concejales del GIL, informa Meme del Río. El PSOE considera la moción de censura un 'fraude político'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001