Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona prepara su entrada en el mercado de Portugal

Altos directivos de la cadena de supermercados y la distribución Mercadona se entrevistaron el martes pasado en Lisboa con los responsables de la Dirección General de Comercio portugueses para informarles de la trayectoria de la compañía y su deseo de entrar en el mercado del país vecino, según confirmaron fuentes de la empresa.

La compañía valenciana Mercadona es una de las primeras cadenas españolas de supermercados y la tercera en distribución, con 558 establecimientos en España, unos 26.000 empleados y un volumen de negocio que el año pasado alcanzó los 700.000 millones de pesetas.

El director general de recursos humanos y relaciones externas, Carlos Calero, y el representante de la compañía en Portugal, Javier Jiménez, se entrevistaron el pasado martes en Lisboa con los responsables de la Dirección General de Comercio, dependiente del Ministerio de Economía, para 'presentarse ante las autoridades portuguesas e informar de sus intenciones de entrar en el mercado portugués', según confirmaron fuentes de la cadena española.

Tras El Corte Inglés

Siguiendo la estela de El Corte Inglés, que tras largas gestiones en Portugal inaugurará el próximo 22 de noviembre en Lisboa el primer centro comercial fuera de las fronteras españolas, los responsables de Mercadona estudian la progresiva instalación de supermercados en el país vecino, que podría comenzar de aquí a uno o dos años, pero siempre contando con el visto bueno de las autoridades portuguesas. La cadena de alimentación Mercadona, que comenzó su negocio en tierras valencianas, se ha implantado con gran fuerza en toda la costa mediterránea y se extiende ahora 'como una mancha de aceite' por Castilla y León y prepara la llegada al país vecino, aunque sus directivos aseguran que el proyecto aún se encuentra en fase de estudio.

Los responsables de la cadena explican que todavía no está decidido si lo harán de forma independiente o asociados con alguna marca portuguesa y precisan que aún se encuentra pendiente si comenzarán, como parece ser la idea inicial, por El Algarve (el sur del país) y las zonas fronterizas para, posteriormente, llegar a las grandes ciudades, como Lisboa y Oporto. Los directivos de Mercadona se entrevistaron también el pasado martes con el embajador español en Lisboa, José Rodríguez-Spiteri, y con el consejero económico de la legación española, Gonzalo Ávila.

Conocedores de la susceptibilidad portuguesa a la masiva implantación de empresas españolas en el mercado portugués, los directivos de Mercadona pretenden abrirse camino en el país vecino con el conocimiento de las autoridades lusas y de la forma que ellos consideren más oportuna y beneficiosa para el país. En los últimos años el recelo de las autoridades de Portugal ha ralentizado inversiones españolas allí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001