Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 11ª jornada de Primera División

La Real prolonga su racha en Montjuïc

Una Real al doble de revoluciones que el Espanyol ganó en Montjuïc con una autoridad insospechada para un equipo que afrontaba el partido en posición de descenso. Es de suponer que Paco Flores y sus jugadores estaban sobreaviso. El equipo donostiarra llegaba a Barcelona con sus dos únicos triunfos en lo que iba de campeonato bien fresquitos y Montjuïc es, después de Anoeta, su estadio predilecto, o eso se deduce de su tercer triunfo en un terreno en el que nunca ha perdido en sus cinco visitas.

La Real compareció con un aire rutinario, que le dio media hora de maniobrabilidad al Espanyol. Los donostiarras pagaron el mal inicio de Xabi Alonso, fallón en el pase, y su indolencia defensiva ante los enredos en la zona de tres cuartos de ataque del Espanyol, léase los enganches y paredes entre Posse, Àlex Fernández e Iván Díaz. El Espanyol, sin grandes alardes, obtuvo el gol precisamente en una acción que se repitió hasta la saciedad, un tuya mía entre Morales e Iván Díaz que desmoronó el muro central de la defensa de la Real, estresado con la marca sobre Tamudo.

ESPANYOL 1| REAL SOCIEDAD 2

Espanyol: Argensó; Fran (Bertrán, m.52), Soldevilla, Lopo, David García; De Lucas (Munteanu, m.64), Morales, Àlex, Iván Díaz; Posse (Palencia, m.52); y Tamudo. Real Sociedad: Alberto; López Rekarte, Kvarme, Luiz Alberto, Aranzabal; Tayfun (Aranburu, m.43), Xabi Alonso, Idiákez, De Pedro (Barkero, m.91); Koklov; y Jankauskas (De Paula, m.87). Goles: 1-0. M.8 Iván Díaz remata sobre la salida de Alberto, se produce un rebote y Rekarte intenta sin éxito evitar el gol.. 1-1. M. 34. Jankauskas recibe de Alonso, rompe la táctica del fuera de juego de la defensa del Espanyol y cruza por alto. 1-2. M. 69. De Pedro transforma una falta en la frontal del área. Árbitro: López Nieto. Mostró tarjeta amarilla a Tayfun, Lopo, Rekarte y Alberto. 18.700 espectadores en Montjuïc.

El gol fue el mejor revulsivo para el equipo de Toschack. Tayfun, Koklov y De Pedro empezaron a intercambiar sus posiciones y a buscar vías de penetración ante una defensa en la que Lopo mantuvo un mano a mano espectacular con Jankauskas. El criterio de Alonso movió el engranaje desde la línea de medio centros y la Real empató en un abrir y cerrar de ojos. Durante la hora que restaba, la Real actuó a su antojo, con una suficiencia a la que sólo puede ponérsele el reparo de que convirtió la frontal del área del Espanyol en un futbolín. Aranburu, que relevó a Tayfun, mejoró su manejó del balón y De Pedro le hizo un roto al flanco derecho de la defensa del Espanyol, donde finalmente acabó debutando en Primera Marc Bertrán, el último producto de la cantera de la prolífica cantera del Espanyol. Al final, y tal como predijo Toshack, De Pedro enganchó un buen chut en una falta y anotó el tanto del triunfo de la Real. La derrota resultó especialmente dolorosa para un Espanyol que, paradójicamente, se presentó con nueve jugadores de casa en su alineación titular frente a un rival que siempre había hecho bandera de la cantera y que ayer actuó con cinco extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001