Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La candidatura de impositores progresistas denuncia falta de información en la renovación de las cajas sevillanas

La Candidatura de Impositores Progresistas, que recibe el apoyo técnico y jurídico del PSOE, denunció ayer la 'falta de transparencia e información' en el proceso electoral de las cajas San Fernando y El Monte y afirmó que existen 'otras candidaturas que tratan de engañar al electorado haciéndoles creer que son las únicas'. Esta candidatura, única para ambas entidades, se presentó ayer de manera simultánea en Sevilla, Huelva y Cádiz, y asegura que cuenta con el apoyo del 40% de los impositores. Esto supondría que esta candidatura contaría con casi la mitad de los 45 representantes de los impositores en las asambleas generales de las cajas y con dos representantes en los consejos de administración. No obstante, Antonio Ángel, impositor de San Fernando, dijo que esta candidatura intentara 'lograr' los cuatro vocales de los impositores en los consejos de las cajas.

Asimismo, precisó que la candidatura no cuenta aún con una lista cerrada si no que en estos momentos trabaja para continuar recabando apoyos y que está respaldada, principalmente, por el PSOE, aunque también cuenta con el respaldo de miembros de IU y de UGT.

En Huelva,estos impositores destacaron que los actuales presidentes, Isidoro Beneroso (El Monte) y Juan Manuel López Benjumea (San Fernando), 'están de más' en los futuros órganos de gobierno de las cajas. Rafael Díaz López, representante de la Caja San Fernando, tras explicar las intenciones de esta candidatura, dijo que las actuales direcciones 'no han respetado' la Ley de Cajas aprobada por el Parlamento. 'Beneroso y Benjumea llevan 14 años al frente de las cajas y, hasta la fecha, no han querido que se produzcan cambios, como se han llevado a cabo en otras entidades andaluzas', dijo Díaz, quien subrayó 'que es necesaria la fusión para crear una entidad que sea de todos los impositores, no de unos pocos'.

Por otra parte, la Comisión Ejecutiva de San Fernando bloqueó el pasado viernes, con los votos del PSOE y de UGT, la aprobación de tres créditos, por un montante global de 1.000 millones de pesetas, a tres empresas inmobiliarias participadas por la entidad presidida por López Benjumea. Los socialistas, según informó ayer El Correo de Andalucía, se negaron a dar el visto bueno a los créditos a las empresas (Uriva, Egida Servicios Inmobiliarios y Capitel Servicios Inmobiliarios) porque no estaba justificada su concesión. Capitel había solicitado un crédito de 240 millones, mientras que Egida, 150 millones.

Cinco miembros de la Comisión Ejecutiva, entre ellos el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, votaron en contra de la concesión del crédito a las empresas, por dos que lo hicieron a favor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2001