Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos renuncia a la Copa Federación de tenis

Siguiendo las recomendaciones del FBI, la policía federal, el equipo de tenis femenino de Estados Unidos anunció ayer que no participará en la Copa Federación por cuestiones de seguridad. La noticia fue un auténtico 'mazazo' para la organización, según Agustí Pujol, presidente de la Federación Española. El torneo se disputará en Madrid entre el 7 y el 11 de noviembre con la presencia de ocho equipos. 'La ausencia estadounidense era previsible', dijo Pujol, 'pero estábamos estudiando medidas especiales de seguridad y esperábamos que decidieran viajar'.

Desde que se produjo el atentado contra las Torres Gemelas, en Nueva York, y el Pentágono, en Washington, los equipos deportivos estadounidenses han causado baja en diversas competiciones internacionales para evitar convertirse en hipotéticos blancos terroristas en el exterior. La semana pasada renunciaron a los Campeonatos del Mundo de gimnasia rítmica, que también se disputaron en Madrid, y anteriormente obligaron a suspender la Copa Ryder de golf, el bienal duelo Europa-Estados Unidos, que se iba a celebrar en Inglaterra. Tampoco acudirán a los Mundiales de esgrima, desde hoy en Nimes (Francia).

'Resulta desaconsejable que nuestros equipos compitan en el extrajero', comentaron ayer responsables de la USTA (asociación estadounidense de tenis). 'Estamos decepcionados', dijo Billie Jean King, la capitana del equipo norteamericano, 'pero la seguridad y la vida de nuestros representantes son lo primero'.

Antes de este anuncio, las hermanas Serena y Venus Williams habían renunciado ya a viajar a los torneos de invierno europeos y a la Copa Federación. El equipo estadounidense debían formarlo básicamente Jennifer Capriati y Lindsay Davenport. Ambas han estado compitiendo las últimas semanas en Europa, al igual que Pete Sampras y Andre Agassi. Davenport ganó los torneos de Filderstadt y Zurich y Capriati se convirtió en la número uno del mundo. Sampras ha cerrado su temporada renunciando al Masters de Sydney porque prefiere quedarse en su país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001