La resaca de la jornada | FÚTBOL

El jugador francés dice que en el Madrid le 'falta compenetración'

Zidane concedió ayer en conferencia de prensa después de semanas de silencio, y reconoció que muchas veces entre él y sus compañeros del Madrid no enlazan jugadas perfectas porque les pesa el desconocimiento mutuo. 'Es verdad que nos falta compenetración, automatismos, el hecho de buscarse con los ojos cerrados', dijo, para responder a una pregunta sobre el uno-dos francés o las paredes, como se conocen en España. 'Sobre todo con este equipo, no es normal lo que está pasando. Yo sé que con este equipo puedo tener una gran compenetración', afirmó.

El media punta francés, de 29 años, apareció después del entrenamiento con intención de describir sus sensaciones de pesadumbre. Dijo sentirse muy insatisfecho tras el partido contra el Celta, en el que brilló él pero no sus compañeros. En muchas ocasiones pidió la pelota sin recibirla, tras intentar una pared con McManaman o Roberto Carlos. También hizo gestos de abatimiento cuando Raúl prefirió rematar en lugar de devolverle la pared, en el segundo tiempo, cuando se hallaba libre en el área del Celta.

Más información
'No le contemos milongas al socio'

Zidane no ocultó su disconformidad con su rendimiento en el Madrid: 'No podremos jugar bien juntos hasta que no lleve cierto tiempo aquí', opinó. 'Yo no he dicho que no juegue bien sino que no estoy liberado, suelto. No me dejo ir. No estoy del todo conforme con mi juego. Poco a poco juego mejor, pero espero otra cosa de mí, no esto. Sé que puedo dar más al equipo y no estoy contento'.

La gravedad de Zidane

El jugador francés también aseguró estar preocupado por derrotar mañana al Roma, en Liga de Campeones. Zidane sabe que el Madrid ha ganado sus cuatro partidos europeos, y que en ninguno ha participado él debido a una sanción de cuatro partidos que arrastraba desde la pasada temporada. 'Es verdad', aseguró; 'los miércoles el equipo juega bien y gana y llega el sábado o el domingo y no funciona tan bien. Creo que sólo es un bache. Espero ganar al Roma porque si perdemos o empatamos será algo grave. Grave para mí'.

Zidane se mostró extrañado pero terminó su discurso con una sonrisa de optimismo: 'El Real Madrid no está donde todos queremos y no es normal que ganemos todo en Europa y en Liga no podamos hacer lo mismo. No estoy preocupado y lo que es seguro es que falta poco para que estemos arriba. Diez puntos [lo que media entre el líder, el Depor, y el Madrid] son muchos pero los títulos se ganan al final. Ya me pasó en el Juventus esto de tener una desventaja de diez puntos y la conseguimos superar. Y eso que en Italia es más difícil. Soy optimista. No hay crisis'.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS