Cuerda considera 'prácticamente imposible' el diálogo con ETA

El ex alcalde de Vitoria y miembro del PNV, José Angel Cuerda, considera que cualquier diálogo con ETA que vaya más allá del abandono de las armas es 'prácticamente imposible'. A su juicio, la organización terrorista tiene 'unas dosis de fanatismo y de odio muy preocupantes' que hacen muy complicada cualquier aproximación.

Cuerda abogó ayer, en declaraciones a la revista Hika, por el diálogo con Batasuna para restar apoyo social a la organización terrorista. En su opinión los esfuerzos de comunicación deberían ir centrados al entorno de ETA, es decir con Batasuna, en primer lugar, y también LAB y otros colectivos conectados con Batasuna. 'El día en el que, realmente, las gentes de Batasuna se convenzan a fondo de que la lucha armada no tiene sentido y que es necesario ponerle fin, ETA no tendrá nada que le dé ningún sentido'.

El ex máximo dirigente de Vitoria cree que sin ese encaje social es difícil de concebir la continuidad de ETA tal y como la conocemos.

Cuerda también reflexiona sobre el pacto de Lizarra, y aunque reconoce que fue el intento de contacto más intenso con Batasuna, falló porque dejaba fuera a una parte importante de la sociedad vasca. 'Esto no fue bueno. Con Lizarra no se acertó', afirma, porque ha originado una 'profunda crisis' en los partidos políticos vascos, cuya salida requerirá tiempo.

Respecto al PP, señala que la 'identificación' que hizo entre nacionalismo y terrorismo fue una 'estrategia totalmente fallida' que le ha llevado a una 'crisis muy profunda'. Del PSE, dice que padece una 'crisis de liderazgo e ideológica' tras fracasar su pacto de hierro con el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de octubre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50