Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Semanas Internacionales de Teatro para Niños ofrecen adaptaciones de cuentos y leyendas

En la decimosexta edición del festival participan ocho compañías españolas, tres italianas y una belga

Los 13 espectáculos que desde hoy programa el festival Semanas Internacionales de Teatro para Niños ofrecen diferentes tratamientos y adaptaciones de cuentos, leyendas y textos clásicos bien conocidos por el gran público. Ocho compañías españolas (La Trepa, Centre de Titelles de Lleida, La Pera Llimonera, Achiperre, Paraíso, Teatro de la Luna, La Machina y Teatre Nu), tres italianas (Viva Opera Circus, La Baracca y Teatro del Buratto) y una belga (La Guimbarde) llevarán a escena personajes y situaciones del imaginario infantil de varias generaciones.

Desde Gulliver hasta cuentos de Las mil y una noches, pasando por fábulas como El rey ciervo y obras literarias tan conocidas como La isla del tesoro o Fuenteovejuna, han sido fuente de inspiración para estos montajes, que, sin embargo, se abordan desde propuestas escénicas y estéticas bien diversas. Con un presupuesto en torno a los 22 millones de pesetas, el certamen, organizado por la asociación de renovación pedagógica Acción Educativa, llega este año a su decimosexta edición, que tiene lugar hasta el 1 de diciembre en seis espacios de la capital (centro cultural Palomeras Bajas, teatro Pradillo, colegio San Miguel Arcángel, Círculo de Bellas Artes y los centros culturales El Pozo y Buenavista). Aunque tan sólo en los tres primeros se celebrarán las 16 funciones previstas para público familiar (fines de semana), mientras que el resto acogerá algunas de las 47 organizadas para escolares y estudiantes. En esta ocasión, las Semanas abarcan un amplio margen de edades: desde un montaje destinado para público a partir de 18 meses (Luces y sombras, de la compañía belga Théâtre de la Guimbarde), sólo para funciones escolares, hasta los dos que buscan público a partir de 12 años: Fuenteovejuna, por la compañía Achiperre, y de Cinema,cinema, de Teatro Paraíso.

Fuenteovejuna se puede ver este fin de semana (hoy, 19.30) en el centro cultural Palomeras (Felipe de Diego, 11). Se trata de una versión del director belga Michel van Loo sobre la obra de Lope de Vega, cuyos sucesos los sitúa en el contexto actual de un conflicto sindical.

También este fin de semana estará en cartel El pequeño conejo blanco, de la compañía Teatro de la Luna, un montaje de títeres recomendado para niños a partir de tres años (Pradillo).

Además, la compañía catalana La Pera Llimonera ofrece hoy (12.00) Alí, su abuela y la alfombra que vuela en el auditorio del colegio San Miguel Arcángel (Repullés y Vargas, 11). Esta compañía cuenta ya con una amplia trayectoria, en la que ha dejado bien de manifiesto su original propuesta de un teatro cómico e inteligente para público infantil. A mitad de camino entre las clásicas payasadas (golpes, caídas...) y los diálogos chispeantes y vertiginosos que llevaron al cine los hermanos Marx, los componentes de La Pera (Pere Romagosa y Pere Casanovas), dirigidos por Toni Albá, insisten en una fórmula que les valió el éxito de Rucs, el maleficio del brujo, su obra más representada. En Alí..., dos vendedores orientales tienen una alfombra que vuela, que perteneció a un héroe de las Mil y una noches. Estos mercaderes charlatanes cuentan y escenifican para el público (a un ritmo trepidante) la historia (disparatada la mayor parte de las veces) de tan precioso objeto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2001