Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de la avellana vuelve a las movilizaciones en Tarragona y Lleida

Los agricultores del sector de la fruta seca de Unió de Pagesos (UP) están llamados hoy a una nueva jornada de protestas que, como ya es habitual, consistirá en cortar intermitentemente durante toda la mañana varias carreteras de la provincia de Tarragona. UP se suma así a las movilizaciones que se producirán en toda España en protesta por la pasividad de la Administración en la negociación de la concesión de ayudas por la UE, así como por la falta de solución a la entrada masiva de avellana turca, que comporta un abaratamiento alarmante de los precios del producto español.

Los agricultores más madrugadores serán los de la Terra Alta, que se concentrarán a las nueve de la mañana en la N-420, a la salida de Gandesa en dirección a Batea. El resto de los agricultores de Tarragona, de las comarcas del Baix Camp, Alt Camp y Tarragonès, se concentrarán entre las once de la mañana y la una del mediodía y procederán de igual manera que los de Gandesa: cortes intermitentes e información a los conductores. En el Baix Camp el corte se producirá en la C-14, en el cruce de Vilallonga del Camp con el polígono industrial La Drecera, a la altura de La Selva del Camp. En el Tarragonès los payeses se concentrarán con sus tractores en la N-240 en el cruce de Perafort con Puigdelfí. En el Alt Camp los sindicalistas se reunirán en la rotonda del hospital de Valls en dirección a Nulles.

UP también ha amenazado con paralizar las obras de construcción de la línea del tren de alta velocidad (AVE) a su paso por las comarcas de Lleida y Tarragona si el Ministerio de Agricultura no consigue en Bruselas más subvenciones para el sector de fruta seca.

Impedir las obras del AVE

Los productores anunciaron ayer en Lleida, donde quemaron varios sacos de almendras delante de la Subdelegación del Gobierno, su propósito de radicalizar las acciones de protesta, de manera que a partir de ahora éstas ya no se limitarán a manifestaciones urbanas o cortes de carretera, sino que tendrán como objetivo las obras del AVE.

El responsable de la fruta seca de UP, Pere Guinovart, acusó al ministro Miguel Arias Cañete de haber roto los compromisos con el sector y le responsabilizó de las futuras movilizaciones que decidan llevar a cabo para defender sus intereses. 'Si no recibimos una respuesta inmediata a nuestras peticiones, paralizaremos las obras del AVE en los lugares en los que haya cultivos de fruta seca. Para construir los túneles tendrán que pasar por nuestras tierras y allí estarán nuestros tractores para impedirlo', advirtió Guinovart.

El sector vuelve a estar en pie de guerra después que los ministros de Agricultura de la Unióin Europea aplazaran el debate sobre el futuro de estos cultivos. Los agricultores no están de acuerdo con la propuesta del comisario Franz Fischler de prorrogar un año más el actual sistema de subvenciones y reclaman ayudas directas a la renta agraria para las 120.000 hectáreas de frutos secos que hay en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2001