Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Internacional

El Brescia, con Guardiola, se presenta ante el Chievo

'Jugaremos más estéticos y divertidos' dice el técnico, Carlo Mazzone

Dieciocho días después de su llegada a Italia, Pep Guardiola debuta hoy con el Brescia (Sportmanía, 15.00). Se enfrenta al sorprendente Chievo, el equipo de un barrio de Verona que marcha segundo en la tabla de clasificación del calcio. Será un partido especial para los simpatizantes del Brescia, quienes desde que conocieron la inesperada noticia del fichaje del mediocampista catalán aguardaban ansiosos el momento de ver, en la realidad del campo, los imaginarios diálogos futbolísticos que Guardiola puede sostener con su interlocutor natural en ese equipo, Roberto Baggio.

Fácil es suponer que también será especial para Guardiola quien después de 11 años en el Barça, ha decidido darle un golpe de timón a su carrera profesional para respirar otros aires y conocer otros horizontes.

Los objetivos del Brescia no cambian con la llegada del español, según lo expresado por el presidente Luigi Corioni: 'Lo importante es obtener los 44 puntos que nos aseguren la permanencia en la Serie A. Todo lo que llegue después será bienvenido'.

Salvarse es la palabra de orden, una meta bien distinta a la que Pep Guardiola estaba acostumbrado: 'Lo que conseguí con el Barcelona ahora no cuenta -declaró-, aquí comienzo de cero, quiero que me reconozcan por lo que haré en el campo, no por el palmarés'.

Para el entrenador Carlo Mazzone su presencia representa la obligación de una pequeña revolución táctica, según anunció: 'Pep jugará en la posición que lo ha hecho siempre, delante de la defensa en el centro del campo, y naturalmente tendrá libertad de acción. Es claro que deberemos revisar algunos esquemas. Será un Brescia con mejor maniobra y más proceso del balón. Quizá recuperaremos menos, pero jugaremos más seremos, más estéticos y más divertidos'.

Mazzone no podrá sentarse en el banquillo en el partido contra el Chievo (ni en los siguientes 4 encuentros) porque debe cumplir la pena que le impuso la Comisión Disciplinaria, después de que en el partido contra el Atalanta corriera 50 metros gesticulando e insultando a la afición de ese club que lo había hostigado durante los 90 minutos.

En estos primeros días en Italia Guardiola ha trabajado intensamente, aún en los días libres que el equipo disfrutó en la pausa de las eliminatorias. Guardiola saldrá al campo entre los once titulares y vestirá la camiseta número 28, que él eligió porque es el día de cumpleaños de su pequeña hija, y según dijo: 'Me traerá buena suerte'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2001