Crónica:Gran Premio del Pacífico | MOTOCICLISMO
Crónica
Texto informativo con interpretación

Rossi deja vistos para sentencia los 500cc

Si todo transcurre con normalidad, el italiano Valentino Rossi (Honda) se proclamará campeón del mundo de los 500cc el próximo domingo en Australia. Su victoria de ayer en Motegi, la octava de la temporada, combinada con la caída de su máximo rival, su compatriota Max Biaggi (Yamaha), le sitúan a sólo ocho puntos del título de la categoría reina. Lo certificará si queda el octavo en cualquiera de las tres carreras que restan, la primera en Phillip Island. Para los españoles, el Gran Premio del Pacífico, en los cinco litros, se saldó sin alegrías.

Rossi obtuvo un triunfo significativo que le acerca a ese número uno que ya luce en los corazones de millones de aficionados. Sin embargo, ya ha anunciado que seguirá llevando su famoso número 46 aunque sea el campeón. La suya fue una victoria trabajada. Primero, porque tuvo que esforzarse para perseguir a Biaggi hasta que éste se cayó. Luego, porque el brasileño Alex Barros (Honda) le acosó durante más de media carrera obligándole a rodar al límite porque su ventaja nunca estuvo más allá de los dos segundos. El tercero fue el también italiano Loris Capirossi (Honda).

Más información
Elías pierde el liderato
Alzamora se supera a sí mismo

''Puedo ganar el título en Australia', comentó Rossi tras su triunfo; 'pero la verdad es que no me importa dónde lo consiga, sino lograrlo'.

El mejor de los españoles volvió a ser Sete Gibernau (Suzuki), pero se quedó sin gasolina en la última vuelta, cuando iba el quinto, y a duras penas alcanzó la meta el noveno. 'Lo he dado todo y en la última vuelta se me acabó el combustible. ¿Qué puedo decir?', se resignó Gibernau, que llegó a Motegi tras su triunfo en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana.

Uno de los beneficiados fue Carlos Checa (Yamaha), que superó un fin de semana difícil y fue el séptimo. Por el contrario, Àlex Crivillé (Honda) no logró enderezar su trayectoria y se clasificó el 11º, a 41 segundos de Rossi. 'No puedo estar contento porque aspiraba a subir al podio', confesó el noi de Seva; 'el único aspecto positivo es que he sido capaz de recuperarme de una mala salida. Pero éste es un aspecto que debo mejorar. Sólo logro sentirme bien en la moto cuando el depósito comienza a vaciarse. Y entonces suelo recuperar posiciones'. Crivillé cree que Honda le boicotea y no le da el mejor material. Y eso lo acusa en las carreras.

Max Biaggi sufre una espectacular caída, que le aleja del título.
Max Biaggi sufre una espectacular caída, que le aleja del título.EPA
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS