Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERRORISMO

ETA admite el fracaso de su estrategia política

Los terroristas dicen que el PNV está en una 'situación inmejorable' al no precisar de Batasuna

ETA reconoce en un boletín interno (zutabe) que los resultados de los comicios del 13-M, en los que Euskal Herritarrok (EH) perdió más 80.000 votos y la mitad de sus parlamentarios, ha supuesto el 'fracaso' de la estrategia que en los últimos tres años ha llevado la izquierda abertzale para ser la 'llave' que permita el 'paso de un marco autonómico a un marco soberanista'. Los terroristas dicen que el marco autonómico ha quedado de nuevo en manos del PNV, ahora en una 'situación inmejorable' al no precisar de Batasuna para gobernar, y que el PNV optará por 'reforzar el marco autonómico' .

'La fuerza de la izquierda 'abertzale' está en su base social, y esto hay que restituirlo'

En un análisis difundido entre sus comandos a través del zutabe, adelantado ayer por la agencia Vasco Press, se apela a dar 'ánimos' a la 'base social de la izquierda abertzale' después del 'debilitamiento coyuntural' que han sufrido tras el resultado de las elecciones autonómicas para lo que propone reforzar 'el trabajo en pueblos y barrios'.

ETA reconoce que tras el resultado de las elecciones autonómicas, la izquierda abertzale se encuentra en una 'situación difícil' y constata que la estrategia que se ha llevado en los últimos tres años por EH ha 'fracasado', ya que ha perdido su condición de 'llave'. ETA se 'lamenta' de que la base social de la que se nutre la izquierda abertzale consideró las elecciones del 13-M como 'un referéndum entre Euskal Herria y España, desfigurando la estrategia llevada a cabo en los últimos tres años por la izquierda abertzale y facilitando la huida de votos a PNV-EA'. 'Si bien el bloque constitucionalista PP-PSOE ha fracasado en su objetivo principal de entrar en Ajuria Enea, sí ha tenido éxito en su segundo objetivo: debilitar a la izquierda abertzale'. ETA señala que 'hemos tenido la oportunidad de condicionar todo el marco autonómico y de poner todos sus instrumentos al servicio de la construcción nacional, pero esta vez hemos fracasado. La gestión del marco autonómico ha quedado en manos del PNV sin que necesite ninguna ayuda para gobernar. Así, el PNV se encuentra en una situación inmejorable'. Para la organización terrorista, el PNV optará por un 'reforzamiento del marco autonómico' y por apoyar 'la labor represiva contra la izquierda abertzale o ejercerán labores de botilleros recomendando dónde se nos puede golpear porque la estabilidad del marco autonómico se sitúa en la debilidad de la izquierda abertzale tal como se vio el 13 de mayo'. Ante esta 'difícil situación', ETA considera que la izquierda abertzale debe realizar 'una profunda reflexión' y analizar 'en qué momento del proceso nos encontramos, de dónde venimos y cómo hemos llegado a la actual situación...Y también qué recursos son necesarios para llegar hasta el final del proceso'.

A juicio de ETA,no hay 'soluciones milagrosas' y aboga por 'ahondar en los caminos utilizados hasta el momento desarrollando los instrumentos que sirven para la construcción nacional'. Así subraya que 'habrá que agilizar una estrategia nacional -que abarca todos los territorios- por lo que el proceso Batasuna con sus carencias y sus virtudes se convierte en un importante instrumento'. ETA señala que para desarrollar esta estrategia, 'la izquierda abertzale tendrá que afinar mucho el trabajo de día a día. Está claro que tiene muchos problemas de comunicación y aún más teniendo en cuenta los cambios que se están produciendo en la sociedad. La fuerza de la izquierda abertzale se encuentra en su base social y esto hay que restituirlo'.

El trabajo no está en las cúpulas, según ETA, sino en 'establecer una comunicación directa, en el trabajo de interpelación, readecuar la estructura organizativa de los pueblos y barrios... éstos son los cambios y la reflexión necesaria que se debe realizar a partir de hoy'. Finalmente, ETA reclama que la izquierda abertzale no deje 'en manos de nadie los conceptos que hemos reivindicado durante años como el de negociación, derechos humanos y respeto a la palabra de los ciudadanos', éste último bandera del lehendakari, Juan José Ibarretxe, y de la coalición PNV-EA. 'Aprendamos del accidente que hemos tenido y fruto de las reflexiones necesarias aclaremos el camino y pongamos unas sólidas bases', asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de octubre de 2001