Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MUJERES

Cinco mujeres frente a la guerra civil

Por qué tantas mujeres, españolas y extranjeras, se involucraron en alma y cuerpo en la guerra civil española? Esta sencilla pregunta, expresión de una realidad ignorada, la lleva clavada en su cerebro el historiador británico Paul Preston desde los ya remotos años en que empezó a investigar en la realidad española, la guerra civil y la figura de Franco.

Ahora, Preston acaba de entregar el original de su último libro, Palomas de guerra (que Plaza y Janés sacará a la calle en noviembre), que da respuesta a esta pregunta y explica la historia viva y fascinante de cinco mujeres: dos inglesas y tres españolas; dos, de derechas -Mercedes Sanz Bachiller, casada con Onésimo Redondo, uno de los fundadores de Falange, y Priscilla Scott-Ellis, aristócrata británica y primera mujer de José Luis de Vilallonga-, y dos, de izquierdas -Margarita Nelken, un personaje decisivo en la Segunda República, y Nan Green, comunista británica que sirvió en los servicios sanitarios de las Brigadas Internacionales y cuyo marido murió en la batalla del Ebro-. La quinta mujer es Carmen Polo, esposa del general Francisco Franco, que, según Preston, 'es el contrapunto a las otras cuatro. Un caso aparte'.

Margarita Nelken, que tuvo una vida dramática por la incomprensión que sus ideas feministas tuvieron en su época, fue el primer personaje seleccionado por el historiador

Preston ha descubierto 'hechos increíbles' de la historia de Carmen Polo, que muestran que esta mujer 'fría y ambiciosa' tuvo muchísima influencia en todo momento con Franco

'Desde hace años, y como consecuencia de las biografías que hice de Dolores Ibárruri, Pasionaria, y de Pilar Primo de Rivera', explica Preston, 'me fascinaba la diferencia de enfoque de las mujeres frente a problemas de guerra. Hay un planteamiento emocional diferente, y el papel de las mujeres en la guerra civil supone una realidad muy desconocida y seductora'. La guerra civil española, vista por estas mujeres, es seguramente otra guerra, marcada también por unas circunstancias personales muchas veces dramáticas y que 'en estos casos requieren de un valor y un coraje excepcional'.

Preston se sintió fascinado por 'la fuerza moral y las reservas de amor de Margarita Nelken, sin duda el personaje femenino de mayor relieve de la Segunda República. Nelken era una fiera en su coraje y volcó toda su ternura en los pobres y desvalidos'. El historiador considera a la socialista Nelken como una Pasionaria intelectual, y este texto permitirá conocer su perfil humano y su actuación, 'militantemente humanitaria', frente al drama de la guerra. Nelken, que tuvo una vida dramática por la incomprensión que sus ideas feministas tuvieron en su época, fue el primer personaje seleccionado por el historiador.

El segundo personaje fue Mercedes Sanz Bachiller, casada con Onésimo Redondo, uno de los cerebros de Falange, del que enviuda a los tres días de comenzar la guerra civil. 'Con este trauma personal a cuestas, ella se lanza a la lucha política batallando por los huérfanos de guerra y las víctimas de la represión franquista. Sanz Bachiller era una mujer infinitamente menos sosa que Pilar Primo de Rivera y con ideas propias que volcó en esa institución del Auxilio Social que ella fundó', dice Paul Preston. El autor sostiene que 'estas cuatro mujeres vieron sus vidas machacadas por la guerra y reaccionaron con extraordinario coraje y energía, muy motivadas por razones emocionales'.

Las inglesas Priscilla Scott-Ellis y Nan Green, ambas personajes desconocidos, pero de orígenes sociales bien diferentes, 'se autoseleccionaron solas para el libro', según el historiador. Preston ha tenido acceso a diarios y papeles privados de ambas. Scott-Ellis fue la única mujer inglesa que sirvió en el frente con las fuerzas franquistas. 'Ella, honorable hija de un barón y de una de las familias más ricas de Inglaterra, llegó a España a la vez como fruto de una transacción diplomática y enamorada de un señor, José Luis de Vilallonga, que ha dado una versión dudosa y literaria del talante de esta mujer. En mi libro se cuenta su historia verdadera'.

El 'caso Nan Green'

El caso Nan Green, la comunista que llegó a España siguiendo a su marido, miembro de las Brigadas Internacionales, refleja, según Preston, la vida real del frente desde el lado de la izquierda. Green, que sirvió como enfermera protagonizando historias espeluznantes, no pudo estar más que en escasos momentos con el marido al que había seguido y que finalmente murió, y la guerra la hizo evolucionar hacia posiciones más radicales y heterodoxas que acabaron perjudicándola.

Estas cuatro vidas dramáticas, que, desde posiciones políticas bien diversas, reaccionan a la guerra con una importante carga emotiva, que impulsa a estas mujeres a la acción, contrastan con 'la figura fría y ambiciosa de Carmen Polo, que es un personaje aparte'. Preston, que se muestra satisfecho por haber descubierto 'hechos increíbles de la historia de esta mujer' y que no quiere revelar hasta que salga el libro, sostiene que su aportación, con la investigación de este personaje, muestra que 'tuvo muchísima influencia en todo momento, y no sólo cuando Franco ya se proclamó jefe de Estado. Carmen Polo fue alguien verdaderamente decisivo'.

Para el historiador británico, la guerra civil vivida desde estas cinco historias personales femeninas adquiere 'una perspectiva diferente y mucho más humana. Como siempre, en mis biografías he intentado crear la ilusión de haber conocido a estas mujeres: éste es el espíritu en el que he trabajado. He buscado acercarme a la verdad a través de las motivaciones de cada una de ellas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de octubre de 2001

Más información

  • PAUL PRESTON INDAGA SOBRE LA FASCINANTE HISTORIA DE DOS INGLESAS Y TRES ESPAÑOLAS