Crónica:Quinta jornada de la Primera División | FÚTBOLCrónica
i

El Tenerife y el Zaragoza, entre bostezos

No se puede decir, ni mucho menos, que el partido de ayer fuese de los que crean afición. Todo lo contrario. El Tenerife y el Zaragoza no representaron a la Liga de las estrellas y fueron simplemente los protagonistas de un mal encuentro en el que empataron no sólo a cero goles, sino también a escasas oportunidades y a un fútbol carente de la más mínima gota de brillantez.

Después de haberse llegado al descanso de bostezo en bostezo, al cuarto de hora de la segunda parte fue cuando Pablo tuvo en su cabeza el primer gol del Zaragoza al rematar sin oposición a la salida de un córner, pero estaba claro que en el partido de ayer las porterías sobraban.

Mientras tanto, el Tenerife no encontraba los caminos acertados para inquietar a Lainez, como lo demuestra el hecho de que su primer disparo con peligro lo ejecutó a los 35 minutos de la reanudación.

Ni siquiera cuando el Zaragoza se quedó con nueve hombres, por la expulsión de Paco y Juanele a falta de pocos minutos, el Tenerife dispuso de ocasiones claras para llevarse los tres puntos en litigio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50