Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Nadar en vez de beber

Pamplona abrirá de noche las piscinas y convertirá una iglesia en 'ciberaula'

Nadar de noche en vez de emborracharse. Practicar deporte en vez de salir de copas. Navegar por Internet en vez de castigar los oídos con los atronadores sonidos de la discoteca. Desde el próximo mes de octubre, el Ayuntamiento de Pamplona se suma a otras localidades en la oferta de ocio nocturno alternativo dirigida a los jóvenes de entre 14 y 30 años para las noches de viernes y sábados. Menos alcohol y humos y más deporte y actividades culturales y educativas en atractivos horarios nocturnos (de 22.00 a 2.00) y con una variada oferta de iniciativas: 22 modalidades deportivas cada fin de semana, 10 acuáticas y 34 propuestas culturales y de formación.

Como guinda del pastel de ocio Pamplona Joven 2001-2003 está la habilitación, en el centro del casco histórico, de una antigua iglesia, la de Jesús y María, como una gran ciberaula abierta a la navegación por Internet y habilitada a su vez como centro informativo del programa y sede de los cursillos y actuaciones formativas.

La juventud navarra bebe demasiado, según las estadísticas. Y lo hace de forma concentrada: las noches de los fines de semana. El alcohol es un instrumento de relación social que facilita la comunicación entre los más jóvenes en un horario en el que no tienen otras opciones de ocio a su disposición. El Ayuntamiento se ha propuesto ampliar la oferta para cambiar radicalmente algunas de esas actitudes.

Eradio Ezpeleta, concejal delegado de Acción Social, e Ignacio Baile, director del área de Educación, Deporte y Juventud del consistorio, acaban de presentar el primer producto tangible de un ambicioso programa de atención a los más jóvenes que el consistorio quiere impulsar en los próximos años con propuestas en vivienda, empleo, calidad de vida y formación. Pero, de entrada, la idea es ofrecerles otras posibilidades de ocio distintas a las tradicionales. Y una de las mejores maneras de hacerlo es abrir las infraestructuras deportivas y culturales de que dispone el municipio en horarios de competencia con bares y discotecas.

Los jóvenes irán conociendo paulatinamente los detalles de esta oferta que incluirá actividades acuáticas en la piscina cubierta del complejo Aranzadi (también se podrá acudir a nadar al margen de la organización), programas de competición deportiva en el polideportivo del barrio de Rochapea y cursos y actos culturales en la Casa de la Juventud. Todo ello con vocación de permanencia -48 fines de semana-, y acompañado de otros programas destinados a dar a conocer el asociacionismo o fomentar el voluntariado joven como fórmula para compensar la desaparición de la PSS.

Una Mesa de la Juventud, en la que participarán políticos, técnicos y representantes juveniles y deportivos irá aprobando cada actividad y coordinando el desarrollo de la idea, además de elaborar un reglamento de funcionamiento. El presupuesto del programa asciende a 24 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001