MOTOCICLISMO Gran Premio de la Comunidad Valenciana

El último eslabón de los Bultó, un clan volcado con las carreras

Lucas, Sete, Borja, Miki, Álvaro, Ignacio. Todos llevan las carreras en la sangre. Son algunos de los componentes de la familia Bultó, a la que el gran triunfador del Gran Premio de la Comunidad Valenciana dedicó su primera victoria. El patriarca, don Paco, murió hace unos años, pero todos ellos, con Sete ahora como portaestandarte, continúan paseando el nombre por carreras de todo tipo por todas partes. Donde haya una competición de motos, sea de circuito, de montaña o de agua, casi seguro que hay un Bultó involucrado.

Uno de los benjamines es Sete, bautizado como Manuel pero conocido ya oficialmente por el nombre con el que le han llamado toda la vida. Tras su victoria de ayer ya ha llegado más alto que ningún otro miembro de la familia aunque eso no le impedirá el próximo verano volver a acudir como monitor ocasional al Bultaco Camp, la casa de colonias en la que participa todo el clan y en la que los niños aprenden, ¡cómo no!, a ir en moto en la misma finca donde el propio Sete lo hizo hace más de 20 años.

Más información

Su primer sueño, el de llegar al Mundial, se cumplió gracias a su perseverancia. Tuvo que venderse el coche para pagarse la primera participación. Después ha sido uno de los pocos pilotos que han pasado por los equipos oficiales de Yamaha, Honda y Suzuki en 500cc.

Buena relación con Roberts

Su buena relación con Kenny Roberts, padre e hijo, su sensibilidad para la puesta a punto de la moto y su perfecto dominio del inglés han sido tres argumentos que han acompañado su trayectoria hasta ahora. 'Esta victoria, aunque ha sido fruto de unas circunstancias muy puntuales, la he estado esperando durante mucho tiempo. ¡A ver si la segunda tarda menos!', dijo Sete ayer.

Al piloto catalán, que debutó en el Mundial en 1992 y lleva disputados 91 grandes premios (19 de 250cc y 72 de 500cc), le traen suerte los circuitos españoles. De las cinco visitas anteriores al podio, tres se habían producido corriendo como local (Jarama 98, Jerez 99 y Cataluña 99). Su mejor resultado hasta la victoria de ayer había sido una segunda posición en Suráfrica en 1999, su última visita al cajón. 'Ya no me acordaba de estas sensaciones', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de septiembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50